domingo. 01.08.2021 |
El tiempo
domingo. 01.08.2021
El tiempo

¿Qué querían ser de mayores?

Finos estilistas con el lápiz, la escuadra y el cartabón. Las caras más conocidas de los cuatro partidos con representación parlamentaria, los miembros del Gobierno gallego, la titular del Legislativo, los presidentes de diputaciones y los alcaldes eran, en su infancia, buenos alumnos que soñaban con qué querían ser de mayores...

¿Políticos? A esa tierna edad, ninguno, según han contado a EFE.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela (USC), deseaba de crío ser "un profesor".

Cuando tuvo que decidir, se decantó por la abogacía, y quiso luego superar las oposiciones para juez, pero su padre, Saturnino Núñez, se quedó en paro y este hecho obligó a su joven hijo a ir en otra dirección.

La Xunta de Galicia acababa de convocar plazas de letrados de la comunidad autónoma y, si se sometía a los exámenes correspondientes y aprobaba, podría cooperar con la resentida economía familiar.

Superado el objetivo con éxito, con el tiempo habría de adentrarse en las lides políticas, porque "una cosa llevó a la otra".

El vicepresidente gallego y conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, además secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, que cursó los mismos estudios universitarios que Núñez Feijóo, también en la USC, estaba ilusionado de infante con dos profesiones: médico o juez.

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad de Vigo, con la especialidad de Economía Pública, anhelaba ser "profesora", al igual que el presidente gallego.

El responsable de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid, en la especialidad de Cimientos y Estructuras, recuerda que la ingeniería siempre ha sido su "gran pasión" en buena parte por el "ejemplo" de su padre, además de "por el reto que suponen las grandes infraestructuras".

Francisco Conde, que está al frente de Economía e Industria y es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, estudios que cursó en la Universidad Complutense de Madrid, al igual que Feijóo y Muñoz fantaseaba con convertirse en docente.

La titular de Sanidade, Rocío Mosquera, ha cumplido sus intenciones, pues ya siendo una menor quería ser cirujana. Así, es licenciada en Medicina y Cirugía y especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.

Lo mismo le ha ocurrido a Rosa Quintana (Medio Rural e Mar), licenciada en Ciencias Biológicas en la Universidad de Santiago de Compostela y doctorada en Biología.

"Siempre quise ser bióloga marina, desde los seis años", rememora, y a los once dejó Venezuela, allí estaban sus padres, para volver a Galicia -donde residió con parte de su familia y pasó un período interna- y alcanzar su meta.

Beatriz Mato (Traballo e Benestar) con ocho años suspiraba por ser bailarina, y se emociona cuando lo explica: "Todas mis compañeras del colegio de monjas querían ser maestras, enfermeras, algunas médico... Yo no".

Pero, a los 15, eligió el camino de ciencias puras y se convirtió en ingeniera industrial, con especialidad en Organización Empresarial, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Bilbao.

"Pasé de clases llenas de mujeres a unas clases de 75 chicos y solo 5 chicas. Y a dejarme la piel todos los días del año para sacar curso por curso mi carrera y demostrarle a los 75 que las chicas que estábamos ahí era por vocación, y éramos tan válidas o más que ellos".

Sin presentar todavía el proyecto fin de carrera, empezó como técnico de sistemas en la multinacional IBM. Durante seis años trabajó en distintas empresas privadas, y, de ahí, pasó al Igape. "Estando en la empresa pública me abrieron la puerta a la política activa. En 2002 di el salto, animada por amigos y políticos que me conocían y confiaban en mí".

"Este camino, pese a que en estos momentos se torna duro y difícil, se lo recomendaría a todo el mundo. No hay nada más bonito que trabajar por el interés de todos y para todos. Pero considero que para desarrollar este trabajo es imprescindible haber tenido experiencia en el mundo laboral, y haber trabajado en gestión y por objetivos. Porque así es como debemos llevar adelante esta gran empresa que es Galicia".

Xesús Vázquez (Cultura, Educación y Ordenación Universitaria) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la USC, especialidad Financiera y doctor cum laude en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Vigo.

Nunca quiso ser "nada en especial" en esos primeros años pero a los 14 sí apunta que tenía "muy claro" que quería hacer Empresariales, "una ilusión que luego cumplí. Primero pensaba montar una asesoría, pero después, conforme iba avanzando en la carrera, ya tuve claro que mi vocación era, y es, la docencia".

"La política siempre me ha gustado. Era muy joven cuando simpatizaba con la Alianza Popular de los tiempos de Fernández Albor. Como militante del partido llevo unos diez años, y como miembro del Gobierno acepté esta responsabilidad por una identificación plena con el proyecto de Alberto Núñez Feijóo".

A la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, siempre le ha gustado la arquitectura y, de hecho, es titulada por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña en las especialidades de Edificación y Urbanismo. Su llegada a la política fue "casual".

"Trabajaba en Pontevedra, como arquitecta de Hacienda, y me llamaron para la delegación provincial de Cultura, que gestionaba competencias con las que yo tenía una cierta afinidad profesional. Saber que puedes hacer cosas útiles para los demás resulta sumamente gratificante y compensa sobradamente".

No obstante, como la mayoría, entiende la política como una dedicación temporal. "Por eso, siempre que tengo ocasión, le digo a los jóvenes que lo prioritario es estudiar, forjarse un futuro profesional, y después, si les interesa, que se acerquen a la política, porque merece la pena y resulta gratificante".

El presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, licenciado en Económicas, con la especialidad de Hacienda Pública y Sistema Fiscal, suspiraba por convertirse "en un actor de cine", y su homólogo en esta institución en Pontevedra, Rafael Louzán, cuya carrera profesional se inició en el Ayuntamiento de Ribadumia como funcionario, actividad que compaginó con la faceta empresarial, ansiaba construir puentes.

"Vivía al lado de un río y quería eso, construir puentes, construir un mundo mejor".

A Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense y licenciado en Derecho por la USC, le apetecía ser "periodista" para "contrastar" las informaciones y, en toda circunstancia, aplicar "estrictamente" el código deontológico de este viejo oficio.

Funcionario del Cuerpo Superior de la Administración General de la CA desde 1993, en la política está, pese a que su padre se lo había desaconsejado, por "esa vocación de servicio público" que con tanta fuerza siente.

José Ramón Gómez Besteiro, licenciado en Derecho por la USC, titular de la Diputación de Lugo y secretario general de los socialistas lucenses, también, como Baltar, tiene una "vocación frustrada", ser periodista, porque "desde que era pequeño quería tener respuestas a muchas preguntas".

El secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, licenciado en Medicina y Cirugía por la USC, pretendía la medicina y lo logró, al igual que el portavoz parlamentario de este grupo, Abel Losada, licenciado en Ciencias Económicas y doctor por la USC, con la docencia. La irrupción en política de ambos ha sido por "la vocación de servicio público y por cuestiones ideológicas". Los dos coinciden.

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, profesor titular de Universidad (Área de Economía Aplicada) tenía entre sus metas ser "deportista", preferiblemente "del mundo del fútbol".

El portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, licenciado en Derecho por la USC para después completar sus estudios de Ciencias Económicas y Letras en París y Londres, se siente "un músico frustrado".

La coportavoz de AGE, Yolanda Díaz, abogada, aspiraba a dedicarse a la música desde que tiene "uso de razón", eso, y ser "controladora de sonido".

El portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, fue variando: "Arquitecto, matemático, filósofo, sociólogo..."

Admite haber sido "muy activo" desde siempre y estar muy preocupado por la "problemática social". Hoy, defiende combinar la actividad política y la profesional, como docente.

El portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, licenciado en Geografía e Historia por la USC, notaba inclinación por ser "actor de teatro", y entre bambalinas ha hecho sus pinitos; así como por la docencia e investigación en el campo de la historia a medida que fue creciendo, aunque nunca llegó a ejercer.

"Entré a militar en el nacionalismo cuando aún eran ilegales. Si me dicen que llegaría a ser senador y diputado, pensaría que estaban flipados. A mí me movía el compromiso con el país frente al franquismo. Un compromiso nacional y social".

El presidente del PSdeG y alcalde de Lugo, José Clemente López Orozco, licenciado en Filosofía y Letras (sección de Filosofía) en la Universidad Pontificia de Salamanca, reconoce que le hubiese gustado ser un profesor de filosofía socrático en la antigua Grecia para ayudar a los jóvenes y a los políticos a discernir "la verdad" a través de la mayéutica.

El regidor de A Coruña, Carlos Negreira, licenciado en Derecho por la USC, manejaba entre sus preferencias llegar a "veterinario".

Agustín Fernández, alcalde de Ourense, licenciado en Ciencias Económicas por la USC, auditor de cuentas e inspector de Hacienda, era más proclive a ser "futbolista". A entrar en política lo animó el líder de su partido, Pachi Vázquez, y él pensó que podía "hacer buenas cosas" por su ciudad, "y hacer las cosas bien", que es por lo que trabaja "en el día a día".

Miguel Anxo Fernández Lores, primer edil en Pontevedra, licenciado en Medicina y Cirugía por la USC, de crío estaba fascinado por ser "médico de familia" y trabajó para afrontar sus estudios, "en bares de copas, en las bateas de mejillones..."

Lo logró, con su esfuerzo "y con becas".

Ángel Currás, alcalde de Santiago, doctor en Ciencias Biológicas por la USC, veía su futuro en la música: "Un buen pianista".

A José Manuel Rey Varela, regidor de Ferrol y presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y especializado en Liderazgo y Gestión Pública por la Iese Business School, siempre le ha seducido el Derecho.

Su vocación política despertó muy pronto, y en 2002 entró en la corporación municipal de Ferrol, convirtiéndose en el concejal más joven y asumiendo la portavocía adjunta del Grupo Popular.

Abel Caballero, alcalde de Vigo, es polifacético e hiperactivo, pero no solo de adulto. Su trayectoria política empezó a cimentarse cuando era muy joven, en clave de firme compromiso con el socialismo, y en el plano académico es doctor en Economía por las Universidades de Cambridge y de Santiago de Compostela, y máster de Economía por la Universidad de Essex, aparte de desarrollar su labor como docente en diversas universidades españolas y europeas.

Tomás Fole, regidor en Vilagarcía, asesor fiscal, en su "edad infantil" quería ser "futbolista" y llegó a jugar en el Pontevedra B, pero ya en la adolescencia su "gran ilusión" era "médico". A la política llegó por la "cercanía" con algunos de los que a esto se dedicaban por esa vocación de servicio público, entre ellos Alberto Núñez Feijóo y Marta Rodríguez Arias.

Comentarios