El Papa vuelve a preocupar tras no leer la homilía de Ramos

Francisco decidió, de forma inesperada, guardar silencio ante 60.000 almas en San Pedro. El Pontífice, de 87 años, mostró una voz cansada en el acto inaugural de la Semana Santa
El papa Francisco. EFE
photo_camera El papa Francisco. EFE

El papa Francisco no leyó la homilía que había preparado para la misa del Domingo de Ramos, la celebración eucarística que abre los ritos de la Semana Santa y que había reunido a más de 60.000 fieles que abarrotaban la plaza San Pedro en el Vaticano.

En la apertura de la ceremonia, el Pontífice, de 87 años, había mostrado una voz cansada y al final de la lectura del Evangelio, cuando se esperaba la homilía, siguió un prolongado silencio tras el cual se pasó directamente al credo.

La decisión del Papa, que prefirió no leer la homilía para dejar un tiempo de reflexión personal, fue totalmente inesperada, ya que no estaba previsto que lo hiciese en una ceremonia tan destacada como la misa de Domingo de Ramos y sorprendió a todos al no leer la homilía.

Es la primera vez que el Pontífice no pronuncia la homilía del Domingo de Ramos, que marca el comienzo de la Semana Santa para la Iglesia católica.

Hace más de tres semanas, el papa Francisco tuvo una gripe y desde entonces aunque ha seguido con su agenda no ha podido leer en muchas ocasiones ya que se cansa al leer largos discursos.

El pasado miércoles, durante la audiencia general, Francisco no leyó la catequesis preparada y en su lugar lo hizo un colaborador porque, afirmó, "todavía no puedo", en referencia a los problemas respiratorios que arrastra.

En esta ocasión no leyó el texto ningún colaborador y el Vaticano no dio ninguna explicación inmediata sobre la causa por la que Francisco se saltó la homilía, algo muy poco habitual en una ceremonia tan importante como el Domingo de Ramos.

Para encontrar en la historia de la Iglesia reciente otro momento en el que un Papa no haya pronunciado la homilía ese día, hay que remontarse a 2005, cuando Juan Pablo II no pudo celebrar la misa por sus problemas de salud.

Comentarios