Monumental enfado de los padres de Gabriel con Andy y Lucas

Los padres de Gabriel. CARLOS BARBA (EFE)

"Se han traspasado algunos límites en el momento que se decide colocar la foto, en pantalla gigante o impresa en una camiseta" de Gabriel pidiendo 'Justicia ya', en el contexto de "un concierto musical"

Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del niño Gabriel Cruz, asesinado presuntamente por la expareja del progenitor, Ana Julia Quezada, han censurado este viernes el uso de la imagen de su hijo en un concierto de los cantantes Andy y Lucas.

En un comunicado de la madre remitido a los medios, ésta lamenta que se haya utilizado "recientemente la imagen de Gabriel junto a un eslogan político".

Considera que era necesario pronunciarse, puesto que "pasar por alto este tipo de acciones en pro de no aumentar más nuestro grado de tensión evitando cualquier confrontación o posible malestar no sería lo acertado".

Advierten que "se han traspasado algunos límites en el momento que se decide colocar la foto, en pantalla gigante o impresa en una camiseta" de Gabriel pidiendo 'Justicia ya', en el contexto de un concierto musical".

Los progenitores aseguran que se ha pasado por alto el derecho que tienen a estar informados y a poder decidir sobre este tipo de cuestiones.

"Esto lógicamente ha originado una situación desagradable que no hace más que aumentar nuestro dolor", dice Patricia, quien pide que se "reflexione" y señala que, "si se habla precisamente de justicia, lo que no es justo es que su foto esté usándose como reclamo de ésta, sin hacerle justicia ni a él ni a su familia".

Reitera que habría sido preciso que Ángel y ella hubieran podido decidir si están de acuerdo con este tipo de iniciativas, que no han sido impulsadas por ellos.

"No sé si me amparan las leyes al respecto, pues no las conozco lo suficiente. Pero sí me ampara el sentido común cuando les pido que traten a mi hijo como si fuese el suyo. Y si ustedes deberían dar permiso para que su foto o nombre aparezca en un soporte público, nosotros creemos que también", añade.

La madre mantiene con firmeza que no se puede utilizar la imagen de Gabriel sin el "consentimiento y respeto hacia lo que tengan que decir sus padres".

"Han pasado sólo seis meses y el juicio de su muerte ni siquiera está fechado, continuamos adentrados en un proceso de duelo del que,con la ayuda que estamos recibiendo, espero podamos superar algún día", dice.