lunes. 19.04.2021 |
El tiempo
lunes. 19.04.2021
El tiempo

María Núñez: "La pereza es la gran enemiga de nuestra boca"

La facultativa lucense, en su consulta. X. PONTE
La facultativa lucense, en su consulta. X. PONTE
El azúcar, el tabaco, el estrés o los piercings agreden la salud oral. Si esta no es buena, nuestro estado general se resiente

La Organización Mundial de la Salud lanza, en la jornada de este sábado, una llamada de atención sobre la importancia de una buena salud oral. Entrevista a María Núñez Otero, odontóloga y presidenta del Consello Galego de Odontólogos e Estomatólogos.

¿Cómo influye la salud bucodental en el estado general de salud?
Hay una estrecha relación entre la salud bucodental y la salud general del organismo, ya que la boca refleja síntomas de salud y de enfermedad. Además, en la boca podemos ver algunas lesiones que pueden alertarnos sobre carencias vitamínicas, minerales o sobre estados nutricionales deficitarios.

¿Cómo es nuestra salud oral comparada con la de los europeos?
Desgraciadamente, lideramos el ránking por la cola de países del sur de Europa con peores resultados en salud bucodental, destacando especialmente los problemas periodontales. Hasta un 85% de los españoles podrían verse afectados por, al menos, un problema de salud bucodental, como la placa bacteriana, la caries, el sangrado de encías y la sensibilidad dental al frío o al calor. Los españoles son la población que menos acude al dentista para buscar consejo sobre el sangrado de encías: solo visita al especialista un 54%, frente al 64% de Portugal o el 65% de Grecia. En Galicia los indicadores de salud bucodental muestran una evolución positiva y se hace mucho hincapié en la prevención y en la infancia.

La diabetes tiene muchas complicaciones en la salud. También en la de las encías


¿Cuáles son los principales gestos de cuidado diario?
Es fundamental cepillarse los dientes tres veces al día como rutina, así como después de tomar alimentos azucarados. Nos debemos asegurar de invertir el tiempo necesario y de estar usando una buena técnica, ya que hay rincones de la boca a los que el cepillo no puede llegar. Uno de ellos es el espacio entre los dientes, donde tienden a acumularse restos de alimentos y placa. Para eliminarlos debemos escoger un producto de limpieza interdental: hilo, seda o cinta dental, cepillos interdentales y/o irrigador bucal. Somos lo que comemos, y los dientes no son una excepción. Además de asegurar un buen aporte de calcio a través de la alimentación, también conviene moderar el consumo de dulces, bebidas gaseosas y de café o vino, que manchan los dientes.

¿Y los de cuidado periódico?
Nuestro odontólogo y la prevención son los grandes aliados para conservar la salud bucal. Se aconseja acudir a revisión al menos una vez al año para detectar posibles problemas, ya que de esta manera los tratamientos serán más fáciles, menos dolorosos y más económicos.

Por el contrario, ¿cuáles son los grandes enemigos de la boca?
La pereza es una gran enemiga, porque la mejor forma de cuidar los dientes es mantener una adecuada higiene después de las comidas. Las caries y la inflamación de las encías (gingivitis y periodontitis) avisan cuando el problema es grave: en el caso de la caries, el nervio ya está afectado y es necesaria la endodoncia, y en el caso de la periodontitis ya hay pérdida del hueso que soporta al diente y empieza la movilidad dental, y si la movilidad es importante se pierde el diente y hay que reponerlo con implantes. La mejor manera de acabar con esa pereza es concienciarse de que tus dientes forman parte de tu cuerpo y tu salud. Los tienes que cuidar como cuidas de tu salud.

El estrés es malo, porque se libera hiperactivando la musculatura de la masticación

La pereza es un enemigo interior, pero también los hay exteriores.
Las dietas ricas en azúcares son las que más favorecen la aparición de caries, porque es el principal alimento de las bacterias que provocan la caries. Los purés y todos los alimentos que no necesitan ser masticados también favorecen la aparición de caries, porque la masticación estimula la formación de saliva, que supone una limpieza ‘mecánica’ de la placa bacteriana y también ‘química’, ya que inhibe el crecimiento bacteriano reduciendo el pH ácido de la boca.

El tabaco es otro gran agresor.
El tabaco es otros de los grandes enemigos, ya que provoca una vasoconstricción de los vasos sanguíneos de las encías, con lo cual se reduce el riego sanguíneo en las mismas. Mancha los dientes, altera el color del esmalte, hace fracasar algunos tratamientos dentales, favorece la pérdida de hueso, disminuye nuestra percepción de olores y sabores, causa enfermedad en las encías y predispone a enfermedades infecciosas y al cáncer oral.

¿Qué opina de los piercing bucales?
Los piercing son un riesgo innecesario. Por un lado son un trauma continuo para los dientes y pueden llegar a fracturarlos —tengo algún paciente ha acudido con una fractura tan grande que ha perdido su diente y se lo ha tenido que reponer con un implante—. También suponen un trauma para las encías. Las retrae y después desgasta el hueso que sujeta la raíz del diente.
 

Pequeñas dudas
Cepillo: ¿manual o eléctrico?
"Da un poco lo mismo con qué se cepilla uno siempre y cuando uno lo haga bien, de manera eficaz, llegando a todas las partes del diente y sin olvidar al final la lengua".

¿Es necesario usar colutorio?
"Un colutorio, por muy bueno que sea, nunca sustituirá a un buen cepillado de dientes. Ayuda cuando hay procesos odontológicos y siempre se usará en base a las indicaciones del dentista".

¿Todos los blanqueamientos son lesivos para los dientes?
«El blanqueamiento dental tiene que ser supervisado por dentista. Antes de someterse a este tratamiento, hay que hacer una revisión bucodental al paciente».

Las carillas son el tratamiento estético más demandado, ¿son seguras?
"Por supuesto, durante la primera visita se estudiar el caso individual de cada paciente, determinando el mejor tratamiento. Las carillas estéticas conseguirán corregir cualquier tipo de defecto en el color, tamaño y forma del diente".

 

María Núñez: "La pereza es la gran enemiga de nuestra boca"
Comentarios