Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

La Xunta apuesta por una segunda Sogama para tratar residuos

El Consello da Xunta ha dado el visto bueno este miércoles al nuevo Plan de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos, destacando entre sus objetico el de reducir en un 10% los 2,1 millones de toneladas de basura que actualmente se generan en Galicia, marcando un plazo de diez años.

Aunque el titular del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado en rueda de prensa que lo que se busca con esta herramienta es concienciar a los ciudadanos de la importancia de reducir y reciclar, a los ecologistas no les ha gustado el texto porque "viene a confirmar la apuesta de Feijóo por la incineración, frente a la realidad de las cifras que muestran el rotundo fracaso de Sogama". La valoración la ha hecho la asociación ecologista Adega, quien critica que el eje central del plan recién aprobado sea la construcción de una nueva incineradora en el sur y la ampliación de las instalaciones de Cerceda.

Así las cosas, a tenor de la presentación hecha por la Xunta, la inversión en la planificación de la red de infraestructuras previstas asciende a 417,6 millones de euros, de los que 358,6 se destinarán a nuevas plantas de tratamiento --ocho de compostaje y la Sogama del Sur--, y los 59 millones restantes a la mejora de la capacidad de las plantas existentes. Las críticas también han llegado desde las filas de la oposición, ya que el PSdeG ha resumido el plan como "la consagración del modelo de Sogama implantado por el PP a principios de los 90, un modelo fracasado e insostenible medioambientalmente".

''La crisis hizo más por la reducción que la Xunta''
La secretaria de Medio Ambiente de los socialistas, Carmen Gallego, ha recordado que cuando el Gobierno gallego habla en el Plan de Residuos de 'complejos ambientales en el sur', "con palabras bonitas, en realidad está diciendo que va a construír una segunda Sogama". Con relación a ello, ha advertido de que "no solo se repetirá el fracaso de la primera, sino que incluye una incineradora y un vertedero, precisamente las dos últimas opciones a escoger dentro de la jerarquía de la normativa comunitaria, que prioriza la reducción, reutilización y reciclaje".

Desde Adega los reproches no son pocos. "La crisis económica ha hecho más en estos años por la reducción que la Xunta", señalan en un comunicado de valoración que han hecho llegar a los medios. En relación con el compostaje, recuerdan que los objetivos marcados por el Plan hasta el 2020 que se quedan en la mitad de lo que hoy cumplen ya las plantas de Lousame y Nostián. Por todo ello, han señalado que el "gran esfuerzo de Feijóo y --Agustín-- Hernández --conselleiro de Medio Ambiente--: el dinero va para quemar la basura a cambio de prebendas eólicas y agrandando el monstruo de Sogama".

Entre los retos que formula el plan figura estabilizar la producción de residuos en el período 2014-2017 y lograr que en 2020 la población gallega produzca un 10% menos de RSU respecto de los 1,2 millones de toneladas que se generan en la actualidad --1,216 kilos por habitante/día--. Además, se pretende disminuir progresivamente los residuos que van a parar a vertederos hasta lograr que en 2015 el cien por cien de la basura que se produce en Galicia se trate correctamente.

Ello supondrá que mientras en la actualidad se lleva a vertederos controlados el 53% de los RSU generados, el objetivo es reducir el porcentaje hasta el 24%, depositando sólo aquellos residuos que no pueden ser reciclados. El tercer gran eje del plan será el incremento de la reutilización y el reciclaje de los residuos hasta un 30% del total de los residuos sólidos generados, frente al 10% actual.

El reciclaje gallego, ''a los niveles de Cuéntame''
Todos los datos facilitados por la Xunta están, según ha advertido Adega, "manipulados". "Parece, por ejemplo, que Nostián y Barbanza no reciclan envases, cuando en 2008 triplicaban en porcentaje a Sogama", ha señalado el colectivo ecologista, que recuerda a la Xunta que sus objetivos de reciclaje marcados de aquí a 2020 ya se cumplen ahora en los sistemas alternativos. "El problema es, por tanto, Sogama", una empresa mixta participada al 51 por ciento por la Xunta y el 49 por ciento restante por la eléctrica Fenosa. Según la asociación, Sogama "hunde los índices de reciclaje gallegos a los niveles de Cuéntame", han ironizado.

"Sogama consume actualmente más energía de la que produce", ha indicado la asociación, y ha apuntado que la memoria de actividades de la propia empresa en 2008 indicaba que la planta incineradora, situada en el municipio coruñés de Cerceda, generó 459.867 megavatios y consumió 507.914 megavatios de gas natural para secar el agua de los residuos. "Este ruinoso negocio llevó a que la nueva propietaria de Sogama, Gas Natural-Fenosa, pensara en vender el 49 por ciento" de sus acciones, han considerado desde Adega.

A tenor del nuevo Plan de Residuos, Galicia dispondrá de ocho nuevas plantas de compostaje, en las que se invertirán 81,5 millones de euros. Además, de la planta de compostaje en el complejo del sur, que implicará 22 millones de euros de inversión, se construirá otra en Sogama, por un importe de 13 millones de euros, y otras seis en localizaciones aún por determinar que suman un presupuesto de 46,5 millones de euros. A estas se sumarán 11,4 millones en plantas locales y pequeñas.

68 alegaciones al Plan
El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, explicó que el Plan de Residuos recibió 68 alegaciones relativas a diversas cuestiones, la mayor parte relacionadas con la valorización energética, modelos de gestión, financiación, relaciones entre administraciones implicadas y alguna puntualización respecto de los principios y objetivos del Plan.

De las alegaciones recibidas, destacan aspectos como que se aplique el principio de "quien contamina paga y además repara"; aclarar la definición de materia orgánica y la gestión de los alimentos envasados y caducados; referencias a la integración paisajística de las infraestructuras, o aclarar la gestión de los residuos de obras menores.

Desde el PSdeG han presentado ya varias alegaciones a este nuevo Plan, que sustituye al vigente desde 1998. Adega también lo ha hecho. En palabras de los socialistas, el texto "está tan lleno de palabras bonitas como falto de cumplimiento de la normativa comunitaria", y exigen a la Xunta que aclare la ubicación de la Sogama del Sur.

La Xunta apuesta por una segunda Sogama para tratar residuos
Comentarios