martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

Luis Tosar y 'El desconocido', cine de acción español y sin complejos

El director Dani de la Torre (5d) posa con el elenco de la película 'El Desconocido', entre los que destacan Luis Tosar (d), Goya Toledo (4d) y Javier Gutiérrez (5i)
El director Dani de la Torre (5d) posa con el elenco de la película 'El Desconocido', entre los que destacan Luis Tosar (d), Goya Toledo (4d) y Javier Gutiérrez (5i)
La nueva película del monfortino Dani de la Torre se presenta en el Festival de San Sebastián y se estrena en cines ► Alejandro Amenábar y su 'Regresión' se presenta como la otra gran esperanza del cine patrio de este año

"El cine español está perdiendo el pudor", sostiene Luis Tosar, y El desconocido, un trepidante "thriller" de acción que protagoniza y que se proyectó esta semana en el Festival de San Sebastián, unos días antes de su estreno este viernes en salas, es un buen ejemplo.

Persecuciones, explosiones, carreras de coches y tensión emocional de alto voltaje sitúan el debut del monfortino Dani de la Torre en la órbita de su admirado Michael Mann, aunque la historia es bien cercana, especialmente en Galicia, donde se rodó: la de un banquero amenazado de muerte por una víctima de sus estafas.

"Estamos recuperando algo que se hacía mucho en los 70, como es el cine de género. La referencia no tiene por qué ser siempre Estados Unidos; de hecho, buena parte de los thrillers que se hacen allá los hacen europeos", defiende Tosar en una entrevista con Efe.

La diferencia, prosigue, es que los europeos "somos más complejos" desde el punto de vista moral, añade el actor, curtido en los últimos años en el género con títulos como Celda 211 o El niño.

En ese sentido, El desconocido propone al espectador viajar por "un terreno cenagoso", donde el bueno quizá no sea tan bueno ni el malo tan malo. "Yo soy un gran consumidor de cine de acción, y las películas americanas jamás me producen ningún tipo de ejercicio mental", afirma Tosar.

Rodada en las calles de A Coruña, la cinta arranca cuando Carlos (Tosar), un acomodado director de una sucursal, se sube al coche con sus hijos para dejarlos en el colegio antes de ir a trabajar. En ese momento recibe una llamada: lleva una bomba en el coche y, si no reúne una cantidad de dinero, explotará.

"Las premisas del guión eran muy atractivas, enseguida me apeteció hacerlo", dice el actor, en un registro muy distinto al de Mama, que presentó hace un par de semanas en Madrid.

En este caso Tosar lleva casi todo el peso interpretativo, ya que buena parte de los 90 minutos de metraje transcurren dentro de ese coche, con muchos primeros planos y emociones al límite.

Dani de la Torre, con amplia experiencia previa en la televisión gallega, asegura que, además de la continuidad emocional -la película se rodó en seis semanas, pero transcurre en cuatro horas seguidas, comprimidas en hora y media-, el gran reto del filme fue técnico.

"Hemos usado técnicas que utilizó Cuarón en Hijos de los hombres o Spielberg en La guerra de los mundos", explica el director.

"Eso sí, si ellos las usaban una semana, nosotros las teníamos un día, y si fallaba, te la jugabas. Dos millones de presupuesto parece mucho, pero han trabajado en la película unas 200 personas, y al final para hacer secuencias te queda muy poco", asegura.

Aunque la premisa básica para el director ha sido hacer "cine de entretenimiento", y que el espectador lo pase bien, El desconocido contiene un trasfondo de crítica social, con referencias a la actualidad más inmediata, como es el tema de las preferentes.

"Yo creo que no hemos aprendido nada de la crisis", considera Tosar. "No porque seamos españoles, sino porque somos humanos; los ciclos se repiten y en el momento menos pensado nos la volverán a meter doblada".

"La clase política tendría que pagar un peaje, y tenemos oportunidades cercanas de lograrlo", añade en referencia a las citas electorales.

Javier Gutiérrez, Luis Tosar, Elvira Mínguez, Goya Toledo y Fernando Cayo completan el reparto de esta cinta que se proyecta este viernes, fuera de concurso, en el Velódromo de San Sebastián, un recinto para 3.000 espectadores con una pantalla gigante.

Precisamente, Tosar y Gutiérrez, ambos gallegos, volverán a coincidir en breve en otro thriller, Plan de fuga, de Iñaki Dorronsoro. "Coincidimos poco, nos habría gustado tener más intercambio, aún estamos esperando una película donde podamos compartir más escenas", lanza Tosar. 

La otra gran esperanza del cine patrio es Regresión, la película con la que el director Alejandro Amenábar vuelve al cine grande y cuyo estreno está previsto para el próximo viernes. Regresión es un thriller psicológico que empezó como película de terror y acabó hablando sobre el miedo y la manipulación. "A veces somos como corderos -dice Amenábar en una entrevista-, nos dejamos manipular y nos creemos todo lo que nos dicen".

Amenábar ha tardado seis años en hacer esta película, un tiempo, dice, que no sabe si es el que se marcó él mismo o el que le marcó la historia; "quería hacer una película de miedo y acabar haciéndola sobre el miedo, pues me ha llevado seis años", apunta este joven veterano, un derroche de calma, inteligencia y amabilidad.

Amenábar comenta sencillamente que la película "empieza siendo una y termina siendo otra"; comenzó con un germen sobre satanismo, que le interesaba contar, pero le resultaba "farragoso", hasta que encontró en EEUU unos casos reales sobre el abuso satánico que le daban un giro "interesante" a su idea. Pero tratándose del director de Abre los ojos y Los otros, como cabe esperar, le metió "una carga psicológica". Y le ha salido "una exploración de los laberintos de la mente".

"Lo peligroso es el mal y la crueldad, que efectivamente existe, pero a veces, como corderos, nos dejamos manipular y nos creemos todo lo que nos dicen", reflexiona.

Luis Tosar y 'El desconocido', cine de acción español y sin complejos
Comentarios