jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

Los mitos más frecuentes y dañinos sobre la bisexualidad

Una bandera de la diversidad en una manifestación LGTBI.PIXABAY
Una bandera de la diversidad en una manifestación LGTBI.PIXABAY
Los investigadores y académicos hacen hincapié en la necesidad de que la sociedad adquiera un mayor grado de concienciación sobre las circunstancias y necesidades de este colectivo

Ni confundidos, ni promiscuos, ni indecisos. Las personas bisexuales son víctimas de mitos derivados del desconocimiento de una sociedad que las ignora porque no puede encajarlas en categorías cerradas, una visión contra la que lucha este colectivo y que resalta en el Día de la Bisexualidad.

Así lo destacan expertos consultados por Efe, investigadores académicos y grupos implicados en estas reivindicaciones.

Los bisexuales sienten atracción "sexual, emocional y/o romántica" hacia personas "de más de un género y/o sexo", según la definición de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Felgtb). Pero esto no ocurre "necesariamente al mismo tiempo, de la misma manera, al mismo nivel, con la misma intensidad".

Esa flexibilidad en la gradación de los sentimientos es uno de los obstáculos que tiene el colectivo para ser percibido y valorado, ya que a menudo no se entiende que puedan alternar parejas de sexos distintos.

Es una creencia errónea pensar que las personas bisexuales se sienten atraídas por hombres y mujeres en la misma proporción.

Además, los bisexuales tienden a ser confundidos con heterosexuales cuando sus parejas son de distinto género y con homosexuales cuando son del mismo.

INVISIBILIDAD E INCOMPRENSIÓN

La coordinadora del Grupo de Políticas Bisexuales de la Felgtb, Noelia Mellado, señala esa "invisibilidad" como el principal problema del colectivo, en declaraciones a EFE.

Mellado coincide con otros analistas en apuntar que esa falta de concienciación se debe a que la sociedad está organizada en función de un pensamiento que clasifica a las personas en categorías estancas y definidas.

Así, se divide a la población en estructuras binarias -hombre o mujer, heterosexual u homosexual- y se asignan roles.

"Las personas bisexuales suelen salir del armario de manera más tardía y hay estudios que apuntan a mayores dificultades en cuanto a la salud mental respecto a otras orientaciones sexuales"

La sexóloga, antropóloga y trabajadora social Noemi Parra argumenta: "La cuestión de la invisibilidad está muy relacionada con la idea confusa del no lugar, estar entre dos aguas que diríamos, entre lo homosexual y lo heterosexual, lo que nos lleva a una idea errónea de la orientación sexual como una línea continua con dos polos opuestos".

Es lo que Mellado llama "monosexismo", un sistema hermético en el que la atracción afectiva y sexual no puede variar.

De esa falta de entendimiento nace la bifobia, el miedo o aversión a los bisexuales como una manifestación del rechazo a lo desconocido, lo que a su vez genera los mitos, estereotipos y falsas concepciones sobre el colectivo, un tipo de desinformación que puede desembocar en la discriminación.

LOS MITOS MÁS FRECUENTES Y DAÑINOS

1.- La bisexualidad no es una fase:

Es uno de los estigmas "más repetidos y que más daño hacen", subraya Mellado, y uno de los más citados por los investigadores.

Para la Federación Andaluza LGBT (Andalucía Diversidad) se trata de una "idea malintencionada" que concibe la bisexualidad como "un periodo de transición hacia otra cosa" o "fruto de la inmadurez".

2.- Los bisexuales no son más promiscuos que cualquier otra persona:

Está muy extendida la creencia de que los bisexuales son personas más promiscuas, infieles y viciosas.

La Felgtb recalca que las citadas son "características propias de cada persona y totalmente independientes de su orientación sexual", en línea con las investigaciones psicológicas que a finales del siglo XX establecieron que atribuir rasgos individuales a todo un colectivo por medio de un estereotipo es prejuicioso y discriminatorio.

3.- La atracción por distintos sexos no es equivalente:

Es una creencia errónea pensar que las personas bisexuales se sienten atraídas por hombres y mujeres en la misma proporción.

Como señala Andalucía Diversidad, "la atracción por las personas del mismo y distinto sexo no es igual, ni estanca, ni simultánea, ni fija en el tiempo".

"Las personas bisexuales se sitúan sobre un eje heterosexualidad-homosexualidad, y pueden sentir mayor o menor grado de atracción por cada uno de los sexos", expone esta federación andaluza.

4.- No, no todos somos bisexuales:

Otra forma de negar la existencia de la bisexualidad es sostener que todo el mundo lo es de algún modo o en algún momento de su vida.

"Esta creencia invisibiliza la realidad bisexual, la anula, quitando importancia a las necesidades específicas de las personas bisexuales", reitera la Felgtb.

CONSECUENCIAS PERJUDICIALES

"Vamos mejorando pero aún queda muchísimo trabajo por delante", opina Mellado en su balance de la situación de este grupo social con motivo del Día Internacional de la Bisexualidad que se celebra cada 23 de septiembre desde 1993.

Al respecto, cita que el aislamiento del colectivo afecta directamente a la falta de datos sobre los delitos de odio de los que son víctimas las personas bisexuales.

También supone un impedimento para el conocimiento concreto de realidades individuales.

"Las personas bisexuales suelen salir del armario de manera más tardía y hay estudios que apuntan a mayores dificultades en cuanto a la salud mental respecto a otras orientaciones sexuales", subraya Noemi Parra.

Por estas razones, ambas hacen hincapié en la necesidad de que la sociedad adquiera un mayor grado de concienciación sobre las circunstancias y necesidades de este colectivo. 

Los mitos más frecuentes y dañinos sobre la bisexualidad
Comentarios