sábado. 25.01.2020 |
El tiempo
sábado. 25.01.2020
El tiempo

La Policía Local de Viveiro calcula que Iron Maiden atraerá a unos 80.000 fans

Público en el concierto de Motörhead el pasado verano
Público en el concierto de Motörhead el pasado verano
El director del festival, Iván Méndez, ve difícil alcanzar esa cifra aunque cree que será muy superior a las 54.000 del año pasado

La Policía Local de Viveiro baraja unas cifras muy elevadas de asistentes al Resurrection Fest, según desveló este martes el inspector jefe del cuerpo municipal, Juan Manuel Escudero. «Debido a la presencia de Iron Maiden el sábado [9 de julio] se piensa en dar acogida a 80.000 personas», aseguró, un número que le impone respeto: «Me asusta por la cantidad de gente, no por el hecho de que pueda suceder algo, porque no puedo hablar más que de elogios positivos de cara a la organización de este festival», comentó.

El inspector jefe dice que la Policía Local de Viveiro «al completo» estará disponible esos días y que además se implicarán «la Policía Nacional y el grupo antidisturbios», aunque no cree que una mayor afluencia de gente lleve implícitos más incidentes. «Nunca tuve ningún problema con este festival, al revés, tengo más problemas con otras fiestas en Viveiro que con este evento, que es gente súper colaboradora, y no puedo hablar más que elogios hacia todos los servicios que se están prestando», apuntó. 

Para favorecer su trabajo en los días del festival, la Policía Local de Viveiro solicitó a la organización contar con una caseta de control a la entrada del recinto. Por otro lado, Escudero mostró su preocupación por la acumulación de gente que ve los conciertos desde la explanada de un concesionario de coches al lado de la carretera general. «El año pasado fue demasiado y es peligroso, porque es una zona de circulación de vehículos», dice, y añade que están estudiando una solución, que podría pasar por «colocar una valla protectora para evitar que desde allí se tenga visión del recinto».

JUNTA DE SEGURIDAD

La alcaldesa, María Loureiro, avanzó que la próxima semana habrá una junta de seguridad en la que ya se abordará la celebración del festival. La cobertura para la afluencia prevista será la adecuada, asegura, y añade que «si hay que pedir más efectivos, se piden».

El director del festival, Iván Méndez, espera que la afluencia de personas al festival este año sea considerablemente superior a la del año pasado, cuando fueron más de 54.000. «Non podería dar unha cifra porque aínda estamos en marzo, pero 80.000 non creo», puntualizó, y avanzó que «se vai aumentar todo o dispositivo de seguridade».

La venta de entradas avanza a buen ritmo y las 3.000 que sacaron al mercado solo para el sábado 9, día del concierto estelar de Iron Maiden, se agotaron completamente ayer, aunque el director recuerda que se pueden adquirir los bonos para los tres días, que suben a su precio definitivo esta medianoche.

El crecimiento del festival llevará implícito en esta edición un aumento en la capacidad del recinto. «Por un lado imos amplialo e por outro aproveitalo moito mellor. Ata estes anos non nos facía falta porque o aforo era máis que suficiente para acoller a todos os asistentes e había moitas zonas do recinto ás que non se lles daba uso, pero este ano imos amplialo para que todos os asistentes estean o máis cómodos posible», dijo.

Además de una mayor afluencia, el director del festival apunta que la tendencia es que los asistentes estiren a toda la semana su estancia en Viveiro. «Dende o luns xa vai haber miles de persoas; non será como noutros anos que se concentraba máis tirando á fin de semana. Polas reservas, estamos vendo que a xente vai estar toda a semana e incluso moitos desde a fin de semana anterior xa van estar en Viveiro», asegura.

«Proximamente», apunta el director, anunciarán la distribución por días de los grupos, darán más datos de la fiesta de presentación y avanzarán las actividades paralelas que plantean «para involucrar ao pobo de Viveiro».

La Policía Local de Viveiro calcula que Iron Maiden atraerá a unos...
Comentarios