viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

La joya del río Limia se encuentra en la ciudad de Viana do Castelo

La Praça da República, en Viana do Castelo
La Praça da República, en Viana do Castelo
Viana do Castelo es una síntesis de periodos y estilos arquitectónicos que consigue que el visitante se sumerja en los tiempos pasados de Portugal

En la provincia de Minho, al norte de Portugal, se sitúa la ciudad de Viana do Castelo, a unos 60 kilómetros de la frontera. Esta localidad costera hermanada con Lugo se encuentra emplazada entre el océano y las montañas, en la región más septentrional del país. Rodeada de colinas verdes y ubicada en la boca del río Limia, se siente orgullosa de su historia marinera y fue uno de los principales puertos de los que los conquistadores portugueses embarcaron con rumbo al nuevo mundo.

kitesurf en una playa de Viana do CasteloEs difícil resistirse al encanto de la ciudad cuando la luz crea sombras entre los majestuosos edificios históricos, en los que predominan los estilos manuelino, barroco, historicista y Art Deco. Las calles del centro histórico, uno de los mejor conservados del país, llaman la atención por las bellas fachadas, los paneles de azulejos en línea y el color, y constituyen un compendio de la historia de la arquitectura en Portugal.

Se puede comenzar la visita en la más central y animada de las plazas, la Praça da República, de edificios elegantes y en la que los ojos se posan sobre la fuente de Chafariz, de estilo renacentista. Allí se encuentra también la Igreja da Misericórdia, un hospicio que data de 1589 y uno de los mayores logros del renacimiento portugués, compuesto por un impresionante pasaje abovedado románico  y pilares esculpidos. A su lado se sitúan los Antigos Paços do Concelho. Después de que el lugar inicial de reunión del consistorio fuese ocupado por la Igreja Matriz (hoy catedral), se construyó a su lado esta Cámara Municipal a comienzos del siglo XVI.

Es, como otras construcciones similares del noroeste hispánico, un edificio sobradado. En la plaza se encuentra también el Museu do Traje (entrada dos euros), en un edificio que fue la antigua sede del Banco de Portugal. Se trata de un museo etnográfico que expone de trajes típicos utilizados a lo largo de la historia, tanto de la comarca del Alto Minho como de Viana, como elemento representativo de la cultura de la región. Una buena opción, sobre todo si coincide buen tiempo, es pasear sin prisas por la zona peatonal del casco antiguo de la ciudad. Así, se puede disfrutar de la imagen de numerosas mansiones con fachadas blasonadas, interesantes ejemplos de arquitectura renacentista y manuelina. A continuación se puede visitar el Museu Municipal (entrada dos euros), que muestra la grandeza de Viana desde el siglo XVI al XIX.

Es un palacete perteneciente a la familia Barbosa Maciel y alberga la colección de loza portuguesa más importante del país, muebles indo-portugueses tallados o de marquetería, así como antiguas piezas de cerámica y loza portuguesas, italianas y holandesas. Destacan también los azulejos pintados de principios del siglo XVIII que decoran sus paredes. Muy cerca se encuentra el Castelo de Santiago de Barra, en el puerto pesquero y comercial. Fue mandado construir por Manuel I para ampliar el espectro defensivo de la inicial Torre da Roqueta, en el siglo XVI, aunque ampliado en siglos posteriores. La edificación está declarada Imóvel de Interesse Público y la visita es gratuita.

En el interior del recinto hay un pequeño faro y varias edificaciones, reconvertidas en la actualidad en sedes de la Región de Turismo del Alto Minho (que alberga un moderno Centro de Congresos y Auditorio) y de la Escuela de Hostelería. También se conserva la Capilla de Santiago, y en la explanada del puerto (frente al castillo) se erige el Monumento a Viana do Castelo. En la otra orilla del río está el Gil Eannes. Este barco hospital, construido en la ciudad en 1955, apoyó durante años a la flota bacaladera de Portugal en los bancos de Terra Nova y Groenlandia.

Hoy en día cobija en su interior un museo naval sobre su propia historia y se ha convertido en un gran atractivo de Viana, habiendo recibido desde 1998 a cerca de 400.000 visitantes (entrada por dos euros). La ciudad es también hogar del puente diseñado por Gustave Eiffel. Inaugurado en 1878, el puente no solo permitió el tráfico ferroviario, sino que también reemplazó al antiguo de madera que conectaba Viana con la parroquia de Darque.

Con sus casi 600 metros de longitud, está considerado una auténtica obra de ingeniería en hierro, pesa más de dos toneladas y se asienta sobre nueve pilares de más de 20 metros de profundidad. En 2009, la revista Wallpaper nombró a Viana do Castelo «la meca de la arquitectura moderna» por sus ambiciosos diseños, como el de la Biblioteca Municipal, obra del portugués Álvaro Siza, o el Centro Cultural, de Eduardo Souto de Moura, ambos galardonados con el prestigioso Premio Pritzker. Además, los alrededores de la ciudad son un lugar de referencia para amantes del surf y el kitesurf durante todo el año, que se acercan desde todos los puntos de Portugal. Así, playas como la de Carreço y la de Afife son ideales para la práctica de estos deportes. Citas ineludibles.

El calendario de fiestas de Viana do Castelo es amplio, sobre todo en época estival. Especial atención merecen las Festas de Nossa Senhora da Agonia, que se celebran este año del 10 al 21 de agosto, en las que los pescadores honran a la Virgen de los Dolores para que vele por sus travesías. Durante esta fiesta, peregrinos vestidos con ropas tradicionales de colores deambulan por calles tapizadas con alfombras de flores, en una procesión que se dirige al mar al son de unos tambores estridentes.

Entre la programación cultural destaca el festival Olá Viana con animación musical en directo, que tiene lugar en julio y agosto en las calles de Viana, llenándolas de sonido y color y animando las zonas de comercio y ocio. Los días 23 y 24 tiene lugar el encuentro de teatro popular ‘Eixpressões’, que incluye numerosas representaciones, exposiciones, coloquios y animación cultural. En agosto se celebra el festival de música pop electrónica ‘Neo’, uno de los principales eventos de este tipo en Portugal y en el que los sonidos más actuales de la música alternativa se alían con un fuerte componente visual, creando un espectáculo envolvente al que se le unen una feria hippie y un entorno inigualable (días 4, 5 y 6).

Del 11 al 14 de agosto tiene lugar el ciclo ‘Jazz na Praça da Erva’. Este festival tiene un gran prestigio en el panorama nacional y peninsular. Por sus escenarios ya pasaron los músicos más importantes, pero también nuevos proyectos. Por último, destaca el Festival de folclore internacional Alto Minho, que sitúa a Viana como capital portuguesa del folclore en la ruta de los festivales de cultura popular más importantes de Europa. Este año se celebra del 30 de agosto al 4 de septiembre.

La joya del río Limia se encuentra en la ciudad de Viana do Castelo
Comentarios