lunes. 28.09.2020 |
El tiempo
lunes. 28.09.2020
El tiempo

Juan José López Peña: "Esta vuelta al colegio agudizará aún más la ansiedad y los nervios"

Juan José López Peña, pedagogo del gabinete de Psicología y Pedagogía de Pontevedra. CEDIDA
Juan José López Peña, pedagogo del gabinete de Psicología y Pedagogía de Pontevedra. CEDIDA
El retorno a las aulas está marcado por una incertidumbre y un nerviosismo que tendrá consecuencias negativas en los niños, como la ansiedad. Desde el ámbito pedagógico recomiendan aumentar la vigilancia de síntomas como la falta de apetito o la irritabilidad

El curso escolar comenzará dentro de 15 días después de que alumnos y alumnas hayan pasado seis meses sin pisar de forma presencial una clase. Como consecuencia, la situación psicológica de los niños también ha sufrido cambios, que se podrían agudizar por la constante incertidumbre.

¿Cómo afectará a los niños una vuelta al colegio tan atípica, despúes de seis meses sin clase presencial?
La vuelta al colegio este año es una vuelta muy inusual, en un escenario que no se parece a nada de lo que han vivido. Venimos de un confinamiento y de un verano totalmente atípico que agudizará todas las consecuencias normales de la vuelta al colegio: ansiedad, nerviosismo y zozobra afectiva así como las dudas y las angustias. Se multiplicarán. Los efectos del confinamiento en los niños agrandarán los problemas de adaptación a la escuela.

¿Les costará más adaptarse?
Los niños no son ajenos a la vida real, parten de una situación de debilidad emocional más notable. Tenemos la suerte que la infancia tiene una adaptabilidad y plasticidad geniales. Por lo tanto, con mucha facilidad y rapidez se adaptan a los cambios, sino sería imposible.

"Es probable que los niños experimenten un incremento del rechazo al acercamiento y a la convivencia porque parten de una debilidad emocional más notable"

¿Habrá problemas de convivencia?
Es posible que haya un repunte de problemas de adaptación, de falta de saber convivir, de rechazo al acercamiento. Va a ocurrir después de un período sin contacto.

¿Qué se puede hacer para evitarlo?
Tenemos que estar todos atentos por si hubiera algunos signos en los niños como pérdida de apetito, sueño o irritabilidad. En ese sentido, tanto padres como profesores deben estar vigilantes porque cuando vemos en un niño un cambio de conducta automáticamente hay que poner medidas psicológicas.

¿Cuál es la diferencia según las edades?
De la edad depende la capacidad de cada uno de racionalizar la información que reciba. Con los niños los mensajes tienen que ser precisos, cortos y contundentes. Esto es así, tengo que darte información, no discutirla. Con los adolescentes es diferente porque además de darle la información tenemos que intentar que la entiendan y que la compartan. Hay que hacerlos partícipes porque son una parte fundamental del cuerpo social.

¿Cómo será la relación entre alumnos y profesores?
En infantil y primaria no se me ocurre pensar que haya una alternativa al contacto estrecho entre profesores y alumnos. Las pantallas nunca pueden ser sustitutivas de un ser humano y menos aún cuando el contacto es fundamental para aprender de quién está con nosotros. Es un aprendizaje básico, son un rol de imitación para los niños por lo que es necesario estar presentes.

"Con los niños los mensajes tienen que ser más precisos, mientras que a los adolescentes hay que hacerlos partícipes de las decisiones"

¿Es necesario la vuelta a la presencialidad?
Espero que no haya ningún profesional que ponga en duda que en la Educación Infantil y Primaria lo presencial es fundamental. Sus objetivos tienen que ver con la convivencia y el desarrollo social y emocional. El retorno de los niños es crítico por las graves secuelas para la convivencia que puede tener que una generación se vea sometida a esta incertidumbre.

¿Y en Secundaria?
En la Educación Secundaria habrá que ir regulando la presencialidad, hay menos contacto físico.

¿Cómo afectaría un nuevo cierre de colegios?
Nuestro sistema educativo fija la equidad. La educación online no tiene igualdad, no todo el mundo tiene acceso a la red.

¿Es necesario un refuerzo psicológico y pedagógico en los centros?
Desde el punto de vista pedagógico y educativo, echo en falta que alguien se haya cuestionado que no solo se trata de reforzar las plantillas sino también de hacer un seguimiento más profundo del desarrollo psicológico del alumnado. Nadie ha planteado medidas pedagógicas y didácticas porque hace falta tiempo. No podemos estar esperando a ver si a alguien se le ocurre. Echo en falta previsiones por parte de las administraciones públicas. Esto se tendría que empezar a resolver en marzo y no ahora en septiembre. Es absurdo porque teníamos previsiones de otros países que nos avisaban de que la presencialidad había que afrontarla con unos protocolos seguros. Pido a los poderes públicos que reflexionen.

Papel de las familias. "Los padres y madres tienen que transmitir mensajes y hábitos tranquilizadores"

¿Cómo pueden afrontar las familias esta situación?
Es fundamental que los padres estén bien informados y sean capaces de transmitir mensajes contundentes, rigurosos pero a la vez tranquilizadores. Es necesario hablarlo y normalizarlo. Cada edad tiene una manera diferente de entender las cosas pero los padres tenemos que ser capaces de explicarles a los niños, a la medida de sus posibilidades de entendimiento, qué es lo que ocurre y cómo debemos minimizar una situación que es muy poco previsible. Eso les ayudará psicológicamente. Hago hincapié en que los hábitos y la rutina pueden ayudar a sobrellevarlo. Los padres tienen que dedicar todos los días un tiempo a estar con sus hijos y a supervisar las tareas. Tienen que interesarse por lo que han hecho y por el contacto diario. Deben asumir que el control de la educación de sus hijos es parte suya y en la situación actual es fundamental.

Juan José López Peña: "Esta vuelta al colegio agudizará aún más la...
Comentarios