Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Hidrátate bien en casa

Agua, coco y limón para mantenernos hidratados. EP
Agua, coco y limón para mantenernos hidratados. EP

Los termómetros suben y nuestras fuerzas fallan  Evítalo reponiendo líquidos

EN ESTOS DÍAS CALUROSOS, las autoridades sanitarias nos advierten de que debemos protegernos del sol y evitar insolaciones, así como también prevenir las quemaduras solares, las picaduras de las medusas y las de los mosquitos… Nada que no sepamos: lo típico del verano.

¡BEBE! Otra cosa que no se cansan de repetir es que hay que hidratarse muy bien en esta época calurosa. Y es verdad, la hidratación en estas fechas es de suma importancia, así que antes de nada vamos a explicar con lo que no debes hidratarte… y eso es, precisamente, con lo que casi todo el mundo se suele hidratar: con las típicas bebidas isotónicas o hidratantes que venden en todos los supermercados y que anuncian en la tele (no hace falta decir los nombres, todos las conocemos). El principal problema de estas bebidas es que tienen demasiado azúcar, algo que está muy bien si vamos a correr media maratón, una maratón completa, vamos a subir una montaña muy alta o a hacer una carrera de trail, un rallye o una etapa ciclista digna de la vuelta España…

Pero para el común de los mortales –el típico administrativo que está siete horas sentado y solo hace una hora de deporte al día–, estas bebidas aportan demasiado azúcar, algo que solo va a traer dos cosas (y ambas malas): caries y obesidad. Por lo tanto, aquí vamos a proponer otras bebidas hidratantes más light. Bebidas caseras que nosotros mismos podemos elaborar.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es la necesidad de beber entre dos y 2,5 litros de agua pura al día, así que si te paras a pensarlo esto de las latas ya no te va a salir muy rentable… Lo segundo, que un gazpacho casero natural hecho con verduras de la huerta o lo más naturales posibles es también muy hidratante, pero dado que lleva también aceite de oliva –es decir, una grasa buena, lo vamos a considerar más un alimento líquido, muy saludable y refrescante, que una bebida.

¿QUÉ PUEDO PREPARAR EN CASA PARA HIDRATARME SIN ENGORDAR? Hay varias opciones, la más fácil y sencilla es comprar agua de coco pura (sin azúcar), muy refrescante y muy rica en potasio. Además, tiene buen sabor y aporta muy pocas calorías.

Otra opción es coger dos litros de agua pura y añadirle el jugo de dos limones y una pizca de sal marina (la mitad, o menos, de una cucharita de café moka), así como una pizca (una cucharada de postre pequeñita) de miel natural de abeja y el jugo de dos tomates (para aportar potasio, pues el sodio ya lo aporta la sal). Esta bebida es muy refrescante, no sabe demasiado salada, es baja en azúcar (al menos, mucho más baja en azúcar que las industriales que nos muestran desde las estanterías de los supermercados) y aporta vitamina C, antioxidantes y betacaroteno.

Por último: si tomas mucho café o mucho té no te olvides de beber más agua, ya que estas dos bebidas son diuréticas y, si abusas de ellas, pueden favorecer que te deshidrates antes.

Hidrátate bien en casa
Comentarios