viernes. 10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo

Galicia se coloca a la cabeza de agresiones de alumnos a profesores

Un profesor, desesperado. AEP
Un profesor, desesperado. AEP

Solo la Comunidad de Madrid tiene mayor número de denuncias por amenazas o acoso. La violencia contra el profesorado se registra por igual en primaria y en secundaria

El número de casos de acoso y violencia hacia los profesores aumentó un 15% por iento en el curso 2016/2017 respecto al anterior, especialmente desde el alumnado, cambiando la tendencia descendente de los tres años anteriores.

La Comunidad de Madrid es la que más demandas atiende «curso tras curso», seguida por Galicia, Canarias y Murcia.

Lo dice el Informe del Defensor del Profesor 2016/2017 del sindicato de docentes independientes Anpe, que desde hace doce años ha atendido a 32.500 profesores, 2.249 el pasado curso, es decir, casi 300 más que en el anterior.

En concreto, el pasado curso se incrementó un 15% el número total de casos atendidos por esta institución -un servicio de atención inmediata y gratuita para las víctimas de conflictividad en las aulas-. El pasado curso se denunciaron al Defensor cerca de 270 casos de agresiones y amenazas de alumnos a profesores mientras que el anterior fueron cerca de 60.

Un padre que agrede o amenaza no es una buena referencia. Existe un componente familiar importante

El presidente nacional de Anpe, Nicolás Fernández, lamentó el cambio de tendencia que se produjo en el pasado año académico, en el que se registró un repunte de los supuestos, hasta los 2.249, y se cuadriplicaron las agresiones físicas y amenazas de alumnos a sus profesores, que pasaron del 3 al 12%.

"Hay un incremento preocupante al que conviene poner remedio", apuntó este miércoles Fernández, que subrayó que entre las llamadas de los docentes a este servicio del Defensor del Profesor, un 70% había padecido episodios de estrés y ansiedad, llegando a la baja laboral un 9%, que "no solo dañan al profesor, sino también al resto de la comunidad educativa".

El informe pone de relieve que la violencia contra los profesores no es una cuestión de secundaria, sino que se da con la misma frecuencia en los centros de primaria, en una proporción del 42% de los casos en ambas etapas, mientras que existe un 7% en educación infantil.

Hay un incremento preocupante al que conviene poner remedio

En cuanto a la tipología de los casos, Anpe destaca también no solo las agresiones físicas de alumnos a sus profesores o maestros, sino también en lo relativo a los compañeros, ya que el curso pasado crecieron un punto porcentual hasta el 19% los problemas con la administración educativa y en dos puntos (28%) los casos de conflictividad con los directores del centro.

Para Fernández Guisado, la principal causa de este repunte de acoso a los profesores se debe a la "inestabilidad" normativa más que a los recortes, aunque estos también "influyen". Según explicó, el diseño curricular de la Lomce ha generado desajustes horarios en el profesorado, que le ha generado conflictos con los jefes de estudio. También atribuyó esta inestabilidad del pasado curso a la «incertidumbre» sobre las "reválidas".

Otro de los coordinadores del servicio del Defensor del Profesor, Jesús Niño, señaló que el acoso, agresiones y amenazas de alumnos de primaria y secundaria a profesores se debe también al ejemplo de sus padres: "Un padre que agrede o amenaza no es una buena referencia. Existe un componente familiar importante".

Galicia se coloca a la cabeza de agresiones de alumnos a profesores
Comentarios