lunes. 19.04.2021 |
El tiempo
lunes. 19.04.2021
El tiempo

Veinte años de la píldora del día después: "No es una bomba hormonal"

Esquema de actuación de la píldora del día después. EP
Esquema de actuación de la píldora del día después. EP
Solo un 3% de las mujeres han recurrido a ella en los últimos meses

Esta bajada "drástica" de uso de la píldora postcoital —en 2019 era utilizada por el 30% de las mujeres— se debe principalmente al "efecto confinamiento" que ha dificultado el acceso a este fármaco en los centros de salud, que es el lugar adonde recurre principalmente la mujer que lo usa por primera vez, pero también a una disminución de las relaciones sexuales, según datos aportados por el presidente de la Sociedad Española de la Contracepción (SEC), José Gutiérrez Alés.

Desde que el 23 de marzo de 2001 se autorizó esta píldora de urgencia, que comenzó a comercializarse en mayo de ese año, el fármaco se enfrentó a multitud de bulos como que era una píldora abortiva, algo contra lo que han luchado las sociedades científicas que han acreditado su efecto anovulatorio que nada tiene que ver con el aborto.

La comercialización de la píldora de urgencia dio un salto en 2009 cuando se autorizó su dispensación en farmacias sin receta médica. Sin embargo, esta mayor accesibilidad no derivó en un aumento del consumo ya que las usuarias, y más las primerizas, prefieren que sea un médico acreditado quien se la recete.

Gutiérrez Alés explica que la dispensación en farmacias derivó en que se considerara un medicamento de "urgencia, que no de emergencia". De esta forma, catalogado como urgente, la farmacia está obligada a disponer del anticonceptivo, cosa que no ocurre si estuviese clasificado como medicamento de emergencia como en el resto de Europa.

Esta catalogación también opera a favor ante una supuesta objeción a la venta, algo que se daba más al principio.

Las mueres que acuden a por la píldora poscoital, que se vende en farmacias, sabe que la efectividad depende del tiempo

El presidente de la SEC asegura que una farmacia "puede objetar lo que quiera por razones ideológicas o religiosas, pero no puede conculcar los derechos de las mujeres, sobre todo, de un anticonceptivo de urgencia".

Ante un posible embarazo no deseado, en la actualidad en España se dispone de tres fármacos que se prescriben en función del tiempo transcurrido desde el coito de riesgo.

Gutiérrez Alés explica que los dos primeros tienen efecto anovulatorio y son los más utilizados porque la mujer que acude a por la píldora del día después sabe que la efectividad depende del tiempo de actuación.

El primero y más habitual está basado en el leovornogestrel —dos marcas, Norlevo y Postinor— y tiene un uso de 72 horas después del coito de riesgo.

Mientras que el segundo tiene una eficacia de cinco días y se basa en acetato de ulipristal, una molécula de última generación, que se comercializó en 2015 con el nombre comercial de EllaOne. El efecto del tercer método es antiimplantatorio. Se denomina Diu de cobre. Crea un ambiente hostil dentro del endometrio que hace que la implantación se dificulte.

Ninguno de ellos es abortivo, ya que actúan previo a la implantación del óvulo, asevera el presidente de la SEC.

Desde HRA Pharma, laboratorio que comercializa productos para anticoncepción de urgencia, entre ellos EllaOne, su portavoz y director médico, Guillermo Sellers, explica que las ventas no han crecido en los últimos cinco años y la cifra está estancada en 600.000 unidades año, con una caída del 10%.

Sellers subraya que no usar esta píldora de urgencia redunda en más abortos y recuerda que, según cifras de Sanidad, en 2019 en España se practicaron casi 100.000 abortos, 3.300 más que en 2018.

El director médico de Relaciones Institucionales de HRA Pharma lamenta que se den estas cifras en la España del siglo XXI cuando están al alcance métodos que previenen el 99% de los embarazos —en el caso de EllaOne— o el 95 por el ciento cuando se trata de Norlevo y Postinor.

Sellers deja claro que estos métodos de anticoncepción urgente "no son abortivos, ni una bomba hormonal ni alteran la fertilidad" y pide que se destierren de una vez bulos que se deben a una falta de conocimiento y de educación sexual, "incluso de cómo funciona el ciclo menstrual".

Veinte años de la píldora del día después: "No es una bomba hormonal"
Comentarios