domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

Las engañosas vacaciones de Navidad

Estudiantes en la biblioteca municipal de Viveiro. JOSÉ Mª ÁLVEZ (AMA)
Estudiantes en la biblioteca municipal de Viveiro. JOSÉ Mª ÁLVEZ (AMA)
Estudiantes universitarios y opositores mantienen su actividad en las bibliotecas durante esta época

Las vacaciones de Navidad son un concepto engañoso para los alumnos ya que, aunque se suspenden las clases, muchos tienen que seguir trabajando desde casa para preparar trabajos y los exámenes o recuperaciones que les esperan en enero.

Las comidas familiares, las citas con los amigos, los reencuentros o la amplia oferta de ocio son motivos más que suficientes para descuidar sus obligaciones y que, con la reanudación del curso lleguen los agobios.

RECOMENDACIONES | Los expertos aconsejan establecer un calendario de rutinas con el que distribuir los tiempos. La organización es la clave para poder compaginar los tiempos de estudio y de ocio. Así, las bibliotecas mantienen sus puertas abiertas para que universitarios y opositores puedan continuar estudiando sin distracciones. Según los expertos, lo ideal es dedicar tres o cuatro días a descansar para afrontar con energía el nuevo periodo lectivo.

Anotar las fechas de entrega de trabajos y exámenes en un calendario y colgarlo en una pared visible sería una buena estrategia para tirar de motivación y evitar que se pasen los días sin avanzar en las obligaciones.

La biblioteca puede ser también un aliado para los estudiantes que encuentran en casa un trasiego de familiares

En la planificación diaria se debe dedicar tiempo para estudiar y para actividades de ocio. Lo recomendable es ponerse el mismo horario cada día para adquirir la rutina y que al cerebro le sea más fácil de cumplir. Las dos horas siguientes a levantarse son las más productivas para el cerebro de una persona por lo que son un buen momento para dedicarse a estudiar. Del mismo modo, se aconseja abordar primero los aspectos más complicados y terminar la jornada de estudio con lo más sencillo o atractivo. El rendimiento será mayor y se obtendrán mejores resultados.

La biblioteca puede ser también un aliado para los estudiantes que encuentran en casa un trasiego de familiares. El bullicio del hogar es un enemigo para la concentración. Lo importante, explican, es alcanzar un término medio: mantener la rutina sin dejar de disfrutar.

Recompensar a los pequeños
Los estudiantes más pequeños reciben sus notas antes de las vacaciones de Navidad. Los expertos de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEIWAECE) indican que por encima del valor numérico lo que deben valorar los padres es el esfuerzo realizado por el alumno y recuerdan que lo importante es que los niños aprendan de sus errores y consigan superarse, que comprendan el valor del esfuerzo. Por tal motivo, los regalos de Navidad y Reyes deberían ser una recompensa proporcionada al esfuerzo realizado. Además, dicen que no se puede hacer culpable al niño exclusivamente de un resultado negativo (o positivo) ya que es también responsabilidad de padres y profesores.

Las engañosas vacaciones de Navidad
Comentarios