Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

El ayuno intermitente

El ayuno "resetea" la insulina y ayuda a combatir la diabetes tipo II. AEP
El ayuno "resetea" la insulina y ayuda a combatir la diabetes tipo II. AEP

Esta práctica está muy de moda y youtubers, coachs o famosos no cesan de alabarla

Antes de hablar de si es o no bueno ayunar, conviene aclarar quien no debe hacerlo en ningún caso, y serían los adolescentes y jóvenes que aún estén en edad de crecimiento, las mujeres embarazadas, las madres que estén amamantando a sus hijos o los ancianos que ya estén debilitados.

Otra cosa que me gustaría aclarar es que el ayuno es una herramienta terapéutica más, no un instrumento mágico que lo cura todo. Y, más importante que ponerse a hacer ayunos sin pies ni cabeza, es aprender a comer sano, algo que si no sabes cómo hacerlo o tienes dudas déjate asesorar en la consulta de un titulado en Nutrición y Dietética, ya sea un dietista/nutricionista o en un técnico superior en Dietética que te orienten y te enseñen cómo debes comer.

Cuando ya sabemos comer, ya podemos utilizar la herramienta del ayuno.

PASO A PASO. Yo aconsejo empezar por ayunar (como mucho) un día a la semana. Para la mayoría de las personas que trabajan, este día podría ser el domingo, pero no se debe hacer de golpe, sino de forma progresiva. Sería así:

- Primera semana: El sábado hay que cenar bien (sano, pero bien, como un campeón) y esperar dos horas antes de acostarse. Te acuestas, duermes como un lirón (duerme todo lo que puedas, que dormir adelgaza), te levantas tarde el domingo y tomas una infusión: un té verde, un té rojo, una manzanilla, una menta o un café solo (de tueste natural, no torrefacto) endulzadas con sucralosa, azúcar de abedul o abedulce (xylitol®) o con estevia. Por supuesto, nada de azúcar ni de leche, pues rompería el ayuno. Te puedes dar un paseo y después almorzar como un campeón: una comida buena y abundante, pero todo saludable y no procesado. Y ya tendríamos un ayuno de 14 a 16 horas, que ya aporta beneficios.

- Segunda semana: Hacemos lo mismo que la primera semana, pero en este caso el domingo ya no desayunamos y tampoco almorzamos. Nuestra primera comida sería ya la cena. Se aconseja cenar temprano y sano, pero abundante, dejando pasar al menos dos horas antes de acostarse. A la hora del almuerzo se puede tomar café o infusiones con los edulcorante mencionados anteriormente. Con este plan ya conseguimos estar 24 horas de ayuno —desde la cena del sábado hasta la del domingo— y yo no aconsejo hacer un ayuno más largo, por muy de moda que esté.

- Otra opción (más llevadera para algunos) sería comer muy bien el sábado (y voy a insistir una vez más: comer bien y abundante, pero sano), acostarte sin cenar el sábado y dormir mucho, saltándote el desayuno del domingo, cuando ya puedes comer y cenar como un rey, pero comida saludable. Así también cumples con un ayuno de 24 horas sin apenas darte cuenta.

Sabías qué...

Estos son algunos de los beneficios del ayuno

▶ Aumenta la longevidad —tiene los mismos beneficios que la conocida "restricción calórica"—.

▶ Favorece la autofagia; es decir, las células "defectuosas" son devoradas por los macrófagos.

▶ Le proporciona un descanso al sistema digestivo.

▶ Ayuda a adelgazar, aunque esto es bastante obvio y no haría falta decirlo.

▶ "Resetea" la insulina y ayuda a combatir la diabetes tipo II y el síndrome metabólico.

El ayuno intermitente
Comentarios