domingo. 29.05.2022 |
El tiempo
domingo. 29.05.2022
El tiempo

El doctor Badiola alerta sobre una característica de ómicron: "No lo habíamos visto antes"

El doctor Juan José Badiola. EP
El doctor Juan José Badiola. EP
El investigador repasó la actualidad del covid-19 en dos entrevistas, en las que avisó de que aún no es el momento de 'gripalizar' el virus, que surgirán nuevas variantes en países con tasas bajas de vacunación y que el pico de la sexta ola podría llegar "este fin de semana"

El director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola, ha alertado de una nueva característica de ómicron que no se había detectado en otras variantes. En una entrevista ofrecida a la cadena Trece, el investigador explicó que "ómicron provoca síntomas incluso antes de dar positivo", algo que "no habíamos visto antes".

De esta manera, una persona alertada por presentar una sintomatología compatible con esta variante, podría dar negativo en una prueba a pesar de estar infectada de covid-19 y hacer vida normal, lo que dificultaría todavía más el sistema de rastreo de contagiados en esta sexta ola, que todavía no ha llegado a su pico y sigue produciendo récords de casos día tras día.

GRIPALIZAR EL COVID. Por otra parte, Badiola ofreció también una entrevista esta semana a la agencia Efe, en la que defendió que tratar el covid-19 como la gripe es "prematuro e improvisado" en la actualidad, sin haber superado la sexta ola, y debe hacerse a nivel internacional y "capitaneado" por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De este modo valora el doctor Badiola la propuesta lanzada por el Gobierno de empezar a gestionar la pandemia de coronavirus como una enfermedad endémica, sobre la que este jueves el presidente, Pedro Sánchez, puntualizó que no ocurriría "de un día para otro" y que se hará "con todo el rigor científico" y en cooperación con la Unión Europea.

Explica Badiola en la entrevista con Efe que tratar el covid-19 como la gripe favorecería la sostenibilidad del sistema sanitario, desbordado sobre todo en Atención Primaria y con riesgo alto en las Uci, pero recuerda que el sistema de vigilancia mundial de la gripe funciona desde hace mucho tiempo y rechaza la creación a corto plazo de una red centinela similar a la de la gripe y basada en el cuadro clínico y no en la positividad de los casos de coronavirus.

Aunque ve positivo que se empiecen a hacer "previsiones de futuro y se empiece a estudiar", no es "realista" que se instaure este nuevo modelo de gestión de forma "inmediata".

Recuerda además que ni la OMS ni el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades están "en esa línea" y que sólo una de las tres asociaciones de médicos de atención primaria, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), muestra "cierto acuerdo".

A ello se suma otra cuestión "relevante", que es pensar que la pandemia está en vías de acabar y que va a ser pronto una endemia porque la población está vacunada, afirmación "un poco arriesgada" para Badiola "cuando estamos con incidencias nunca vistas" y existen muchos países con tasas de vacunación "bajas o muy bajas", en los que el virus circula libremente e infecta a muchos ciudadanos.

MÁS VARIANTES. Añade que cuántas más personas se infecten más variantes puede haber y se muestra "totalmente seguro" de que va a haber más porque este coronavirus no se puede reproducir por sí solo y necesita infectar células para "aprovecharse de su mecanismo de replicación". Y aunque la principal barrera es la vacunación, seguirá contagiando y el problema ya no es tanto que haya nuevas variantes si no "la rapidez de propagación en un mundo globalizado".

A juicio de Badiola, las nuevas variantes vendrán de países "con menos índice de vacunación y peores condiciones de vida e higiene", por los que el virus circula con rapidez. Recuerda que la primera llegó de China, la delta de la India y la ómicron de Sudáfrica, donde el índice de vacunación no llega al 25%.

Aunque admite que podrían venir de países occidentales, cree que es "menos probable" y recuerda la advertencia de la OMS a los países ricos para que no sólo se salven ellos, porque en ese caso la enfermedad "volverá como un boomerang", y así ha sido.

Este investigador reconoce, no obstante, que "no se puede tratar" ya la pandemia "tal y como empezó hace dos años" y que es adecuado "pensar en algo nuevo", pero para ello hay que esperar a que esta oleada se reduzca a límites "razonables", que los contagios se estabilicen y que la tendencia sea decreciente y vigilar las nuevas variantes, que vienen de forma "totalmente improvisada", además de hacerlo "a nivel internacional y capitaneado por la OMS".

Añade a este respecto que la salud es "una cuestión europea" y aboga por una estrategia "conjunta" en el continente, que en el campo de la salud animal toma decisiones comunes, lo que debería extrapolarse a Salud Pública.

Con respecto a la ola actual cree que el pico se puede alcanzar en España "este fin de semana", como estiman las previsiones y dado que el número de contagios empieza a ralentizarse, y a partir de entonces, al igual que ocurrió en Sudáfrica con esta variante tan contagiosa, el descenso será también "muy rápido", por lo que "en dos o tres semanas bajará rápidamente el número de contagios".

"El índice de vacunación es muy alto y también han sido muchos los infectados, por lo que al virus le quedan pocas opciones", ahonda Badiola.

¿CUARTA DOSIS? Preguntado por una posible cuarta vacuna de refuerzo para la población general, después de que este jueves la Comisión de Salud Pública la acordara para personas de muy alto riesgo a los cinco meses de haberse puesto la tercera, Badiola estima que "no será tan necesaria cuando decrezca esta ola y salvo que llegue otra inmediatamente".

Y también considera que habría que esperar a que termine la sexta ola para decidir si vacunar con la dosis de refuerzo a los mayores de 18, como también se ha aprobado esta semana, una vez que se termine de inocular a los mayores de 40 y de poner las dos dosis a la población infantil.

"Si después hay disponibilidad a lo mejor puede ser interesante, pero creo que ahora esas decisiones habría que tomarlas cuando la sexta ola haya terminado porque a lo mejor si no hay amenaza apreciable y los porcentajes de positividad son bajos quizá no tienen mucho sentido", concluye.

Badiola aboga además por "esperar a la nueva generación de vacunas", porque las actuales "no previenen totalmente el contagio, aunque lo minimizan", y en "pocos meses" estarán disponibles las de Hipra y la del virólogo Luis Enjuanes, que encabeza uno de los proyectos del CSIC para lograr una vacuna "estirilizante y que previene el contagio", y ello unido a medicamentos antivirales como el de Pfizer o MSD es "fundamental".

El doctor Badiola alerta sobre una característica de ómicron: "No...
Comentarios