martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Sus días de vino y rosas

Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Carlota Corredera. AEP
Tras la escapada a una bodega de la Ribeira del Duero en el puente, Carlota Corredera se encontraba a la vuelta con una campaña que pide su despido.

Carlota Corredera no está atravesando un buen momento. Y, quizás por la cercanía del Día de la Salud Mental, que se celebró el pasado 10 de octubre, también ella se sumó a los rostros conocidos que dieron un paso al frente para contar que desde hace un año está yendo a una psicóloga, algo que califica como "mi mejor decisión".

La periodista viguesa siempre ha sido una mujer abierta y sociable, pero tras darse cuenta de que incluso esas facetas de su personalidad se estaban viendo afectadas decidió buscar ayuda profesional. La pandemia y, sobre todo, el aluvión de críticas recibidas tras haber conducido el documental de Rocío Carrasco, a la que siempre ha apoyado incondicionalmente sin cuestionar ni una palabra de su testimonio, pudieron con ella. Tal y como contaba en una entrevista en el diario El Mundo, "estaba muy tocada y me di cuenta de que me hacía falta ayuda profesional".

Gracias a la terapia, Carlota Corredera asegura que a sus 47 años está sobrellevando mejor la presión de su trabajo en Sálvame y relativizando el torrente de comentarios negativos que le llegan a través de las redes sociales. También está aprendiendo a no llevarse a casa el malestar que vive con los enfrentamientos que cada día se repiten en el plató de Sálvame.

GOLPE TRAS LAS VACACIONES. Buscando la paz, la misma que encontró hace tres años en la Ribeira Sacra cuando llegó hasta aquí para pregonar la Feira do Viño de Quiroga, la presentadora viguesa se escapó en el puente hasta Finca Villacreces, una bodega situada en un espectacular enclave natural a orillas del Duero. Lo hizo en la mejor compañía, junto a su marido y varios buenos amigos, como los directores de Sálvame, David Valldeperas, y de Viva la vida, Raúl Prieto, cumpliendo el objetivo de relajarse y desconectar.

Pero como lo bueno se acaba pronto, Carlota Corredera se llevaba al volver a Madrid un nuevo disgusto, al encontrarse con que seguidores de Sálvame habían puesto en marcha una campaña en las redes sociales reclamando su despido. Además, también han organizado un boicot que propone dejar de ver el programa de Telecinco para, con una estrepitosa bajada de audiencia, obligar a la dirección de la cadena a tomar la drástica decisión que demandan.

Media naranja
► El apoyo fiel e incondicional tiene, en la vida de Carlota Corredera, nombre y apellidos: Carlos de la Maza, su marido, con el que contrajo matrimonio en el año 2013. Justo dos años después dieron la bienvenida a su única hija, Alba.
► La pareja se conoció en las instalaciones de Mediaset, cadena para la que él también trabaja, en su caso como cámara. Ella contaba en su libro Tú también puedes que "encontré el amor a los 36, casi a los 37. El amor bueno, el que no te hace sufrir".
► El amor surgió porque cada vez que Carlota compartía una foto en sus redes sociales, él le daba un like, hasta que ella le contestó.

 

Cristina Castaño comparte diseñador con la reina Máxima
Cristina CastañoAunque en sus redes sociales se presenta como "una expresión de la tierra de Lugo", Cristina Castaño tampoco ha vuelto este año a casa por San Froilán. La actriz vilalbesa, que reparte su tiempo entre eventos y trabajo, puede presumir de que su última serie, Toy boy, ha revalidado en su segunda temporada –se estrenaba el 26 de septiembre en Atresplayer Premium– el exitazo de la primera. Precisamente, su presencia en uno de los grandes eventos de octubre, los Premios Platino, revolucionó a su más de un millón de seguidores en Instagram, entusiasmados con su vestido de encaje azul con escote halter y capa del diseñador Jan Taminiau, el favorito de la reina Máxima de Holanda.

 

Amancio Ortega se fue a navegar por las Rías Baixas 
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
Amancio Ortega está cada vez más apegado a su tierra, a Galicia. El fundador de Inditex ha establecido su cuartel general en Arteixo, su casa en A Coruña y el amarre de su yate favorito, el Valoria B, en Sanxenxo. Así que este pasado puente no hubo ningún plan espectacular ni escapadas a destinos exóticos. Amancio Ortega se embarcó junto a su mujer el lunes en el Valoria B –este nombre es un homenaje a su madre, que nació en la localidad vallisoletana de Valoria la Buena– rumbo a Aldán, en O Morrazo. Al mediodía atracaron en Bueu para almorzar en A Centoleira, un restaurante familiar especializado en empanadas, pescado y marisco de temporada.

Sus días de vino y rosas
Comentarios