domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

Demuestran la utilidad de un fármaco contra el intestino irritable para bajar de peso 

María Luisa Seoane, en el centro, con investigadoras que tomaron parte en el proyecto. USC
María Luisa Seoane, en el centro, con investigadoras que tomaron parte en el proyecto. USC
La administración de linaclotide por vía oral activa la grasa buena, aumenta el gasto energético y, en consecuencia, contribuye a la pérdida de peso sin afectar a la ingesta de alimentos

Investigadores de la USC han demostrado las propiedades terapéuticas anti-obesidad de un fármaco, el 'linaclotide', utilizado en el tratamiento del síndrome del intestino irritable. 

El grupo dirigido por el investigador Rubén Nogueiras, perteneciente al Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas de la USC (CiMUS), ha tomado parte en este estudio que evidencia que la administración de este compuesto por vía oral en animales de experimentación activa la 'grasa parda' o grasa buena, aumenta el gasto energético y, en consecuencia, contribuye a la pérdida de peso sin afectar a la ingesta de alimentos. 

El hallazgo, publicado en la revista Neuroendocrinology, avanza en el reposicionamiento de fármacos, una fórmula que acerca "múltiples ventajas" al desarrollo de nuevos medicamentos ahorrando tiempo, costes y riesgos, al permitir comercializar un mismo fármaco ya testado para diferentes usos terapéuticos y patologías, indica la USC. 

El 'linaclotide' se utiliza actualmente para tratar el estreñimiento asociado al síndrome de intestino irritable, un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso. Con todo, el consumo de este fármaco nunca se relacionó con la pérdida de peso. Según este estudio, sin embargo, el medicamento activa la misma vía de señalización que una substancia producida de forma natural por el intestino humano, la 'uroguanilina'. 

Datos previos habían demostrado que la administración directamente en el cerebro de 'uroguanilina' a animales obesos actuaba sobre un mecanismo cerebral que activa la grasa parda, una opción de administración, sin embargo, que "no es válida en humanos", explica la investigadora Luisa María Seoane, 

Sin embargo, la administración de el fármaco para el colon irritable produce efectos similares. El medicamento, explican los investigadores, solo ha sido probado en ratones y sus efectos no han sido corroborados aún en pacientes. 

Demuestran la utilidad de un fármaco contra el intestino irritable...
Comentarios