sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

La conflictividad en las aulas aumenta y empieza a darse en edades cada vez más tempranas

Protesta tras una agresión. ARCHIVO
Protesta tras una agresión. ARCHIVO

El sindicato Anpe insta a los profesores a denunciar para no permitir los abusos de los alumnos y de los padres que cuestionan su autoridad ► Despunta como un gran problema el uso indebido de teléfonos y nuevas tecnologías, tanto entre compañeros como hacia los docentes

Los conflictos en las aulas gallegas cada vez se registran en etapas y edades "más tempranas", y el sindicato Anpe constata una tendencia al alza de expedientes disciplinarios en etapas como primaria y el primer ciclo de secundaria. Es por ello que la entidad insta a los docentes a denunciar estos casos y a no permitir abusos tanto por parte del alumnado como de los padres que acuden a amenazar y a cuestionar la autoridad del profesor. 

El sindicato presentó este miércoles los datos del Defensor del Profesor, el servicio de atención al docente que mantiene desde el año 2006 y que registra quejas y denuncias anónimas de docentes sobre problemáticas y casos de acoso o faltas de respeto que se producen en sus centros. 

En este acto y a falta de conocerse los últimos datos de expedientes disciplinarios en Galicia, el lucense Julio Díaz, presidente del sindicato, trasladó su preocupación por las cifras dadas a conocer por el informe de apertura del Año Judicial, que refleja que se "han duplicado" los menores juzgados (616) y las sentencias condenatorias (736) en 2018 respecto al periodo 2014-2015. 

Asimismo, los casos en los que se dictó un fallo sin conformidad "aumentaron vertiginosamente", lo que evidencia que los menores son cada vez menos conscientes de las consecuencias de sus acciones o que actúan con una mayor impunidad. 

"El aula es un reflejo de lo que se da en la sociedad", considera Díaz, quien a su vez advierte del repunte del 18 por ciento de delitos con menores relacionados con violencia en el ámbito familiar y el aumento, además, de otros de índole sexual

Esta realidad se traduce en el aula sobre todo en las etapas de secundaria y de FP Básica, esta última con clases "prácticamente incontrolables" y en las que es "imposible impartir docencia". La preocupación del sindicato radica en la cada vez mayor conflictividad en la etapa de primaria, y que el profesorado se siente "desprotegido" y no sabe actuar "ante este tipo de situaciones". Díaz instó, así, a que los docentes "tienen que denunciar" puesto que "no se puede permitir" este tipo de conductas en el aula. 

Julio Díaz Escolante: "En la FP Básica es imposible impartir docencia, los alumnos resultan prácticamente incontrolables"

El Defensor del Profesor atendió en Galicia a 136 profesionales durante el pasado curso. La mayoría de los casos denunciados fueron faltas de respeto y problemas para dar clase, aunque Anpe detecta un repunte en alertas relacionadas por el uso indebido de las nuevas tecnologías de alumnos frente a otros compañeros o contra docentes, además de casos de padres que cuestionan su trabajo y autoridad en el aula. La mayoría de centros prohíbe el uso de teléfonos, pero no impide que los aparatos estén en clase apagados y el problema está ahí latente porque muchos los usan igualmente. 

GRAN PREOCUPACIÓN. "En el 95 por ciento de los casos el profesorado está actuando correctamente", matiza Julio Trashorras, responsable del Defensor, quien advierte de que existen casos de docentes "nerviosísimos con amenazas de denuncia por parte de padres de determinados alumnos". 

En este sentido, apostó por "la vía formativa en materia de resolución de conflictos", y en "hacer una reflexión" sobre las nuevas tecnologías. También insiste en el papel "fundamental" de la mediación escolar y de los protocolos contra el acoso escolar, además de las escuelas de padres y madres. 

"Queremos a los padres a nuestro lado", insisten los representantes del sindicato, quienes reconocen, a su vez, que Galicia "no tiene un tema gravísimo de conflictividad", pero "año tras año va en aumento". Díaz critica, además, que el Consello de Convivencia Escolar "hace tres años que no se reúne" y que la Consellería de Educación se negó a facilitar los datos de expedientes disciplinarios, que trasladaría a este órgano. 

Más de 2.000 docentes atendidos por el 'defensor' en toda España
El Defensor del Profesor estatal atendió el pasado curso a 2.174 docentes frente a los 2.179 del anterior (el 99% de los casos proviene de centros públicos, donde existen cerca de 480.000 profesores). "Se está produciendo un preocupante estancamiento en el número de agresiones y acoso" y "un agravamiento" como pasa con las amenazas del alumnado, insiste el presidente nacional de Anpe, Nicolás Fernández Guisado, para quien las situaciones de conflictividad "están lejos de erradicarse en los centros".

El indicador de las amenazas de los estudiantes a sus profesores pasó del 22% de los casos atendidos en el curso 2017-18 al 23% en el pasado, es decir, dos puntos más. 

Ciberacoso
En cuanto al ciberacoso, también de los alumnos a los profesores, el dato se mantiene en el 10% de las quejas gestionadas; los problemas para dar clase se vuelve a situar en el 21% (el profesor tarda a veces más de 10 minutos en poder empezar la clase) y las agresiones hacia los docentes se mantienen en el 6%. 

En concreto, el estudio recoge 504 casos de faltas de respeto de chicos a docentes, 465 problemas para dar clase, 241 de acoso, 212 de amenazas, 128 por agresiones y 47 por daños a la propiedad, entre otros. 

Por etapas
De todas las llamadas recibidas el pasado curso, el 44,4% corresponde a profesorado de primaria, el 40,4% a secundaria, el 3,7% a FP, el 7,4% a infantil y el 3,9% restante se reparte a otras enseñanzas (colegios de Infantil, conservatorios y Educación a Adultos).

La conflictividad en las aulas aumenta y empieza a darse en edades...
Comentarios