martes. 25.02.2020 |
El tiempo
martes. 25.02.2020
El tiempo

Casi la mitad de los 19.300 millones que cuesta el cáncer lo asumen las familias

Un informe revela que el coste de la enfermedad al año en España duplica el presupuesto total de la Xunta de Galicia ▶ Suprimir el tabaco y el alcohol rebajaría en 7.000 euros la factura porque habría un 37 por ciento menos de enfermos

El cáncer le cuesta a España unos 19.300 millones de euros, de los cuales el 45 por ciento lo asumen las familias y el 55 por ciento el sistema sanitario, según el informe Impacto económico y social del cáncer en España, elaborado por la consultora Oliver Wyman para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) con motivo de la celebración, este martes, del Día Mundial de las enfermedades oncológicas. Esta cifra supone el 180% del presupuesto total de Galicia en 2018.

Cada año se diagnostican en España a unas 275.000 personas con una enfermedad oncológica, lo que supone unos 800 nuevos casos al día, y fallecen anualmente 110.000 por estas causas, es decir, unas 300 personas al día. Por ello, y debido a que el cáncer es el "principal problema sociosanitario actual", en el trabajo se ha querido conocer cuánto cuestan estas enfermedades a España.

Para ello, tal y como explica el consultor experto de Oliver Wyman, Mario Ezquerra, se han analizado los costes globales en tres tipologías: costes directos médicos, derivados del tratamiento, seguimiento, farmacia y parafarmacia y atención médica adicional pagados por el paciente, así como cuidados paliativos y preservación de la fertilidad; costes directos no médicos, relativos al transporte, comida, alojamiento, equipamiento, cuidados y transporte a radioterapia subsidiado por el Estado; y costes indirectos, relativos a la pérdida de ingresos y de productividad laboral.

De esta forma, se puede estimar que el cáncer cuesta a la sociedad española alrededor de 19.300 millones de euros, de los cuales 9.330 millones corresponden a los costes directos médicos, 2.220 millones a los costes directos no médicos y 7.700 a los indirectos. Asimismo, se ha observado que la población en edad laboral supone el 40 por ciento de la incidencia y el 62 por ciento del impacto económico.

Se trata, por tanto, de un "importante" gasto que equivale al 1,6 por ciento del PIB español y prácticamente el presupuesto total de la Comunidad de Madrid, la tercera con mayor presupuesto, según el Ministerio de Hacienda.

No obstante, el impacto económico varía notablemente en función del cáncer, siendo los más costosos el colorrectal (2.500 millones), mama (2.200 millones), pulmón (2.100 millones) y próstata (1.000 millones). La mayor parte del coste se produce en el primer año de la enfermedad, continuando el gasto en los años siguientes y manteniéndose para las familias, en muchas ocasiones, de forma permanente y, en otras, durante los cinco años hasta que se considera a la persona como un superviviente.

"Estimamos que en todo el proceso oncológico una familia se gasta en torno a los 90.000 euros", añade Ezquerra. Ante esta situación, desde la AECC se recuerda que existen diversos factores que pueden contribuir a reducir los costes del cáncer como, por ejemplo, el aumento de los programas de prevención y diagnóstico precoz de la enfermedad.

En concreto, la directora general de la AECC, Noema Paniagua, asegura que, teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que los estilos de vida saludable y la implementación de los programas de cribado podrían evitar entre el 30 y el 50 por ciento de los casos de cáncer, se estima que también podrían ayudar a reducir en unos 9.000 millones de euros los costes globales de estas enfermedades.

TABACO. A nivel detallado, como así se desprende del informe, se considera que eliminar el consumo de tabaco evitaría el 30 por ciento de los casos de cáncer y ahorraría unos 5.700 millones de euros; mientras que suprimir el consumo de alcohol evitaría el 7 por ciento de los casos y ahorraría unos 1.300 millones; y reducir la obesidad ayudaría a disminuir la incidencia de las enfermedades oncológicas en un 4% y supondría un ahorro de unos 770 millones.

Al mismo tiempo, los responsables del trabajo señalan que si se implantase en toda España los programas de cribado del cáncer de mama, colon y cérvix los costes se podrían reducir en más de 1.000 millones. Y es que, se calcula que un cáncer metastásico de mama cuesta casi cuatro veces más que uno detectado en estadio local, y uno de colon hasta tres veces más.

Finalmente, la organización ha instado a las empresas a concienciar a los trabajadores sobre la importancia de la adopción de hábitos de vida saludable, y a la sociedad sobre la necesidad de que lleven una vida sana. "Debemos empezar a ver la enfermedad como un problema sanitario, social y económico que hay que corregir entre todos y desde todos los ámbitos sociales. No hay que olvidar que gracias a la prevención podríamos evitar 55.000 muertes anuales", zanjó.

Los pobres no ven tanto el riesgo
Las personas procedentes de un núcleo familiar con bajos ingresos tienden a reconocer menos factores de riesgo de cáncer que aquellas de familias más ricas. Los resultados de la encuesta indican que existe una marcada diferencia entre los grupos socioeconómicos altos y bajos en lo que se refiere al conocimiento y la conciencia de los riesgos de cáncer y, por consiguiente, a la práctica de hábitos saludables.

Mujeres y ejercicio
Las mujeres que son capaces de hacer ejercicio intenso tienen significativamente menor riesgo de morir de enfermedad cardiaca, cáncer y otras causas, según una investigación liderada por el doctor del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac) e investigador del Cibercv, Jesús Peteiro.

Casi la mitad de los 19.300 millones que cuesta el cáncer lo asumen...
Comentarios