viernes. 26.02.2021 |
El tiempo
viernes. 26.02.2021
El tiempo

La caipirinha, el cóctel brasileño inventado para curar la gripe española

Una caipirinha. ANTONIO LUCERDA (Efe)
Una caipirinha. ANTONIO LUCERDA (Efe)
El brebaje sustituyó a la miel con ajo y limón que se utilizaba como remedio contra aquella pandemia

Al igual que el coronavirus, la gripe española azotó con fuerza Brasil hace un siglo. En ese entonces, la caipirinha, el cóctel más famoso del país, fue considerado un potente remedio para enfrentar la temida enfermedad.

En aquella época una bebida popular compuesta por miel, ajo y limón era usada para combatir la gripe común, pero en 1918, con la llegada al país de la gripe española, se buscó que el remedio casero tuviera un mayor "efecto terapéutico" y se complementó con cachaza, el aguardiente de caña producido en Brasil, que entonces era usado para estos fines.

De acuerdo con el profesor Jairo Martins da Silva, un estudioso de la cachaza, con más de 25 años de experiencia en el tema, la prescripción de remedios caseros a base de hierbas, frutas y alcohol formaba parte del recetario de la medicina popular de la época y los médicos no se oponían a su uso.
"Durante el período de la gripe española fue un remedio bastante usado, tanto que hasta hoy en día se utiliza mucho el limón, la miel y el ajo para frenar los resfriados", explicó a Efe.

EL NOMBRE Y SU POPULARIDAD

Más o menos dos años después, cuando la pandemia de la gripe española acabó, la miel se reemplazó por azúcar y se cambió al ajo por hielo, debido al clima cálido de Brasil.

El nombre que hizo popular al cóctel brasileño por excelencia también llegaría por esa época inspirado en los habitantes de la zona rural de Sao Paulo, donde fue inventada –Caipirinha, viene de "caipiras", como son conocidos los campesinos en esa región del país–.

"Cuando la gripe española terminó, mas o menos en 1920, comenzó a llamarse Caipirinha, un nombre que se consolidó en febrero de 1922 durante la Semana de Arte Moderno", señaló Martins.

Varias versiones coinciden en que la culpable de la popularidad de la bebida brasileña fue la artista brasileña Tarsila de Amaral, reconocida mundialmente por ser una de las principales exponentes del Modernismo en Latinoamérica.

A la artista y a su marido, el poeta y escritor Oswald de Andrade, les gustaba promocionar en sus viajes elementos de la gastronomía brasileña, como la Caipirinha.

Amaral no pudo asistir a la también llamada Semana del 22, pero la Caipirinha fue promocionada allí por su esposo y varios de los participantes, que ya habían experimentado sus bondades en la capital francesa donde comenzó a ser popularizada la artista brasileña.

LA CACHAZA, ALMA DE LA CAIPIRINHA

La cachaza, alma de la popular Caipirinha, es actualmente la bebida destilada más consumida en Brasil y la tercera en el mundo, según los datos del Instituto Brasileño de la Cachaza (Ibrac).

Existen seis tipos de cachaza: pura, azucarada, almacenada, añeja, premium y extra premium. Sin embargo, como se cuenta con casi 40 tipos de maderas de envejecimiento y almacenamiento, se habla de más de 150 clases de esta bebida.

Además de Brasil, Alemania es uno de sus mayores aficionados, pues es responsable por la compra el 25 % de la cachaza exportada por el país sudamericano.

La caipirinha, el cóctel brasileño inventado para curar la gripe...
Comentarios