viernes. 18.06.2021 |
El tiempo
viernes. 18.06.2021
El tiempo

Un lancarés que sufrió el ataque de un ejemplar: "A xabarila puido devorarme"

Tino Mourín, en el lugar en el que fue atacado por el animal. PORTO
Tino Mourín, en el lugar en el que fue atacado por el animal. PORTO
Tino Mourín iba a ver a su ganado cuando se encontró con el animal: "Tiven moita sorte"

Un vecino del núcleo de Cabezais, en la parroquia lancaresa de Vilouzán, se llevó un buen susto hace unas tres semanas al ser atacado por una jabalina que estaba acompañada por tres crías. "Puido devorarme, tiven moita sorte", afirma la víctima, Tino Mourín López.

El ataque tuvo lugar el pasado día 20, cuando estaba anocheciendo, sobre las 21.30 horas, calcula. El lancarés se dirigía andando por un camino hacia una finca en la que tenía ganado. Ya muy cerca de su propiedad se encontró con los animales. Según explica, "encontrámonos fronte a fronte", por lo que él se quedó parado y "quixen apartar". "Empezaron a poñérselle á xabarila os pelos de punta e botouse a min", afirma el afectado, quien cree que le atacó por ir con sus crías.

Tino Mourín llevaba una vara, con la que se defendió. "Dinlle co pé tamén", añade. El vecino aprovechó un momento en el que el animal "cedeu" y se encaramó a un muro situado junto al camino, pues cree que "os xabariles non dan subido". También pensó en lanzarse a una finca, pero tenía una alambrada.

Entonces el ejemplar y sus crías se marcharon por el lugar por el que habían llegado, hacia la parcela de Tino Mourín López. "Ao mellor cando cedeu xa me deixaba", vaticina, pero "non sei, eu subín porque podía seguir atacándome e matarme".

El animal le rompió el pantalón y le causó dos heridas "superficiais" en una pierna, que cree que le provocó "co fociño e os dentes". "As feridas foron un pouco arriba do xeonllo, pero despois púxoseme toda a perna negra", cuenta.

ATENCIÓN SANITARIA. Tras el ataque, el hombre regresó a su casa. A pesar del susto y para evitar volver a encontrarse cara a cara con los animales, cogió el tractor y acudió a ver al ganado a la finca. Posteriormente se trasladó al Punto de Atención Continuada (PAC) de Sarria para recibir una primera asistencia sanitaria y le recetaron "unha pomada e antiinflamatorio". Después tuvo que acudir a su centro de salud, en A Pobra de San Xiao, apunta, para ponerse "a vacina do tétanos". Las heridas le curaron, aunque "quedáronme dentro dúas ou tres durezas e terei que volver ao médico".

El lancarés se congratula de su "sorte", pues "foi na carne", en el muslo. "Se me dá noutro lugar e máis forte podería arrancarme tendóns ou probablemente devoraríame", opina.

La noticia del ataque corrió de boca en boca y algún vecino "díxome que non me debera asustar, que me quedara quieto". "Xa me quedei quieto, pero veu a min, como non me ía asustar?", se pregunta. Después del incidente Tino Mourín ya no acude a la finca de noche, "trato de ir de día e moitas veces no tractor".

Es la primera vez que el lancarés se encuentra con un jabalí cara a cara. "Teño visto moitos, pero no coche", indica. Según señala, en el núcleo de Cabezais son dos viviendas y el otro vecino también se encontró con dos ejemplares, aunque iba en un tractor "carretando a herba e dixo que os animais non lle tiveran medo".

Tino Mourín asegura que en la zona hay "moitos xabarís, mataron moitos, pero todavía hai". Considera que estos animales no son agresivos, pues lo habitual es que salgan huyendo al ver a una persona. "Se non levan crías non son agresivos, pero din que son moi perigosos con elas, por defendelas", explica. Recuerda que también se dieron casos en otros lugares de atacar el animal a cazadores tras haberle disparado y estar heridos.

Un lancarés que sufrió el ataque de un ejemplar: "A xabarila puido...
Comentarios