La unidad del gobierno de Sarria pende de un hilo tras suspenderse la conciliación

▶ El alcalde dice que hay una "total" pérdida de confianza en su socio Escontrela y le pide explicaciones antes de decidir sobre su continuidad ▶ El edil acusa a Garrido de boicotear y "desacreditar" sus áreas desde que puso en marcha, "en contra de su voluntad", la plataforma del Ibi
Garrido y Escontrela, el día de la sesión de investidura. AEP
photo_camera Garrido y Escontrela, el día de la sesión de investidura. AEP

Si hace dos semanas fue la gestión del Ibi la que tensó las relaciones entre el alcalde de Sarria, Claudio Garrido, y su socio de gobierno, Benjamín Escontrela, ahora es la suspensión del servicio de conciliación la que hace pender de un hilo la continuidad de la coalición que mantienen desde 2019 Camiña Sarria (con seis ediles) y Galicia Sempre (con uno, el propio Escontrela).

La situación ha llegado a tal punto que el alcalde califica de "total" la pérdida de confianza en su socio y dice que ni siquiera ha logrado concertar una reunión en persona tras varios intentos, por lo que le ofrecerá "por última vez" la oportunidad de explicarse con respecto a la conciliación antes de "adoptar decisións sobre a súa continuidade no goberno local".

Escontrela tampoco se queda atrás y culpa a Garrido de utilizar una estrategia de "acoso y derribo" hacia él, creando "una crisis ficticia" en la conciliación para, acto seguido, "aparecer como su gran salvador", una "táctica habitual en el señor alcalde", declara.

Benjamín Escontrela
El edil asegura que fue el alcalde quien creó el problema de conciliación para, luego, presentarse "como su gran salvador"

La empresa que viene prestando la conciliación, dependiente del área de Escontrela, dejará de hacerlo mañana tras el impago de ocho facturas que suman más de 100.000 euros. Para Garrido, se trata de una suspensión "lexítima e fundamentada" de la que culpa a Escontrela, porque, según su relato, encargó la prestación de este servicio desde hace seis meses sin una licitación previa, lo que impide al Concello hacer los pagos.

Argumenta que, tras tener conocimiento de esta "actuación irregular" por parte del edil, el día 26 de octubre le envío una resolución de alcaldía advirtiendo del incumplimiento "reiterado" de la ley de contratos del sector público, cuestionando su actuación "neglixente" e instándolo a asumir posibles responsabilidades.

Escontrela, sin embargo, afirma que es el alcalde quien ostenta la potestad de contratar este servicio porque, ni él ni los demás concejales, tienen delegada "ningún tipo de competencia".

Según su versión, toda la documentación necesaria para la contratación está presentada por registro desde el 6 de junio e incluso el día 1 de septiembre le remitió al alcalde el pliego de prescripciones técnicas. "Entiendo que está reconociendo públicamente una grave ilegalidad, porque ni contrató el servicio ni se opuso a la prestación del mismo", señala el edil, que responsabiliza a Garrido de "dejar en la estacada" a más de 200 familias usuarias.

Para Benjamín Escontrela, el regidor "y sus acólitos" se dedican a "boicotear y desacreditar" su trabajo en el servicio de conciliación, que ha sido "un éxito total". Y todo ello, opina, como parte de una campaña articulada a raíz de los "rumores" que apuntan a que este edil podría encabezar la lista del PSOE en las próximas municipales y después de que promoviese, "en contra de la voluntad y las coacciones" del alcalde, la plataforma de afectados por el Ibi.

Garrido carga también contra la gestión de Escontrela en la residencia, que califica de "absolutamente nefasta" y "cuestionable". Le reprocha, además, haber asistido solo a seis juntas de gobierno en 2021 y una este año del total de 49 celebradas, lo que considera "unha deixación de funcións" que hace la situación "insostible".

Claudio Garrido
El regidor califica de "absolutamente nefasta" y "cuestionable" la gestión de Escontrela al frente de la residencia

El edil, por su parte, alega que no pudo acudir por razones de trabajo y se sorprende de las críticas a su gestión de la residencia cuando "en tres años nunca dijo nada".

Medidas: El servicio podría reanudarse a lo largo de la semana

El alcalde anunció que ha asumido en persona las gestiones para buscar una solución "provisional e urxente" que permita reanudar la conciliación la próxima semana. La prioridad, dijo, es garantizar a las familias que tendrán de nuevo el servicio en unos días.

Para ello, se están preparando los pliegos de la licitación general de la conciliación para 2023.

Una vez iniciado este trámite se podrá hacer un contrato menor que permita ofrecer el servicio de forma temporal hasta la adjudicación, basándose en el carácter "esencial" de esta prestación y en su incidencia social, concretó.

Más de tres años

El distanciamiento entre Garrido y Escontrela se produce después de tres años de gobierno conjunto en los cuales no trascendieron discrepancias hasta septiembre, a propósito del catastrazo. La coalición de Camiña Sarria y Galicia Sempre no tiene mayoría (suman 7 ediles de 17), pero el voto de Escontrela fue decisivo en varios acuerdos unido al del BNG.

El concejal, que no percibe retribución, afirma que no tiene ninguna intención de dejar sus funciones en este mandato.

Comentarios