miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

Unas esculturas XXL en O Incio

El autor de los mamuts, Ángel Romero, junto a su obra. EP
El autor de los mamuts, Ángel Romero, junto a su obra. EP

El artista granadino Ángel Romero rematará el lunes, tras tres meses de trabajo, las figuras de los mamuts de O Incio, de unos 2.500 kilos

Los mamuts de Val do Mao (O Incio) se convertirán en toda una referencia en el concello. Por ello, el Ayuntamiento se puso en contacto con una empresa de Granada y esta, con Ángel Romero, un artista especializado en obras de grandes dimensiones o, como las denomina él, "XXL", que ya había realizado unos mamuts similares en el municipio granadino de Padul. Un mes después de su estancia en O Incio, y tres desde que comenzó, el lunes remata la obra de 2.500 kilos de peso.

La historia de este escultor es una narrativa de superación. Después de la crisis económica tuvo que dejar su oficio en construcción y "reinventarse", señala. Desde hace seis años se adentró en el mundo de la escultura y desde hace dos se vio recompensado, ya que "le llueve el trabajo de presupuestos enviados hace dos años". Desempeña los encargos en solitario porque "nadie está dispuesto a trabajar con la inestabilidad de un artista", sentencia.

"Para el que viene del sur, el paisaje y la fauna son alucinantes", comenta el escultor, natural de Granada, describiendo la zona donde se localizan las obras. Uno de los varios bocetos que presentó al Concello fue el de una madre y una cría, siendo el definitivo. "Me imaginaba los mamuts en O Incio en la época cuaternaria y qué mejor manera que con esta representación", comenta Romero.

Una de las mayores preocupaciones residía en los materiales empleados, conocedor de las diferencias climatológicas con su tierra natal. "Quería utilizar material duradero y pensé en la resina", dice, aunque lo desechó al comprender que con el tiempo "se cristaliza". Por ello, trató con el mortero tixotrópico, un material moldeable y "fácil de trabajar", además de resistir condiciones meteorológicas adversas.

El autor recomienda circundar la obra con una valla e instalar un cartel que advierta del peligro de subirse a los mamuts

En cuanto a la elaboración, primero creó una maqueta, con unas proporciones de 1:100, y un tamaño de 50 centímetros. Después, "mediante una regla de tres", calculó las dimensiones y, de ahí, dio paso a la estructura del interior, con hierro. Seguidamente, rellenó las figuras de poliespán, para poder tallarlas, y luego añadirle el citado mortero tixotrópico. La maqueta, la cabeza del mamut grande, la estructura de hierro y la escultura de la cría las realizó en Granada, lo que le llevó unos dos meses. Tuvo que trasladar estos elementos hasta O Incio para seguir con el proceso.

La siguiente etapa fue dar color a la obra. Primero "se tintan los materiales", explica, motivo por el cual se observaban colores diferentes en las figuras. "Después se pinta", ya con las gamas cromáticas definitivas, que serán lo más fieles posibles. Sin embargo, al artista no le gustan, puesto que piensa que se pueden realzar más con otros más vivos.

Ángel Romero también es el autor de la placa en relieve "O Incio, terra do mamut. Kilómetro 0" que está al inicio de la ruta. El mural es de dos metros de alto por dos metros y medio de ancho.

El artista granadino advierte de los peligros de dejar la escultura descubierta, ya que mide cuatro metros desde la joroba. Recuerda lo ocurrido con la obra de Padul, donde una persona ebria cayó durante las fiestas. Recomienda que se circunde con "una valla y un cartel que advierta del peligro de subirse", para evitar desgracias del tamaño de los mamuts.

Unas esculturas XXL en O Incio
Comentarios