viernes. 14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo

Una calle en busca de nombre en Sarria

El conocido como callejón de Barreiros de Sarria, al que se accede desde el bulevar de Calvo Sotelo. PORTO
El conocido como callejón de Barreiros de Sarria, al que se accede desde el bulevar de Calvo Sotelo. PORTO
Los vecinos del conocido como callejón de Barreiros de Sarria esperan desde hace unos 20 años que el Concello pongo una denominación a la vía, para lo que presentaron varios escritos

Una calle de Sarria, que es conocida popularmente como callejón de Barreiros, lleva unas dos décadas esperando por salir del anonimato. Los vecinos reclamaron en varias ocasiones al Ayuntamiento que le dé un nombre, sin que por ahora lo hiciera.

A esta vía se accede desde el bulevar de la Rúa Calvo Sotelo y carece de una salida. En ella se encuentra el portal de un único bloque de viviendas, en el que residen cinco familias. El inmueble figura como Diego Pazos 21-23, que es una calle paralela, pero los vecinos quieren una identidad propia para su vía.

Para ello enviaron varios escritos al consistorio, con diferentes gobiernos. El primero data de mayo de 2002 y en él reclaman que la administración local la bautice como calle Doctor Álvaro López Vizcaíno. Solicitaron este nombre en reconocimiento "al esfuerzo y dedicación del doctor a Sarria durante toda su vida", según figura en dicho escrito.

Reiteraron su petición en septiembre de 2003, acompañada en esta ocasión de 14 firmas de vecinos. Los residentes insistieron en su demanda en mayo de 2004, tras lo que el Ayuntamiento aprobó en junta de gobierno solicitar los informes correspondientes al respecto. En mayo de 2005 el Concello tomó el mismo acuerdo.

Ante la falta de avances volvieron a reclamar un nombre para su calle cuatro años más tarde. En aquella ocasión, en junio de 2009, el Concello les respondió que la junta de gobierno acordó que la comisión existente para fijar las denominaciones de las calles proceda "na maior brevidade posible a designar o correspondente nome". Una década después de aquel acuerdo, los residentes en el callejón de Barreiros continúan esperando a que esta comisión bautice la vía, pues no obtuvieron ninguna otra respuesta al respecto, aseguran.

En el caso de que la administración local no esté de acuerdo con el nombre planteado, la instan a proponer uno, señala una residente en la calle. Esta vía fue recepcionada por el Ayuntamiento en el año 1997, como figura en un acuerdo de la junta de de gobierno de noviembre de ese año, recuerdan.

Cuando tenga una denominación, solicitan que la dé de alta en Catastro con el fin de abonar el impuesto de bienes inmuebles (Ibi) por su calle, pues en la actualidad pagan la contribución por la Rúa Diego Pazos.

ESTACIONAMIENTO. Que tenga un nombre la vía no es la única reclamación de los residentes del callejón de Barreiros, ya que estos también piden al Ayuntamiento que tome medidas con el estacionamiento de automóviles en la calle. En esta se puede aparcar en el margen izquierdo, pero no en el opuesto, explican.

Sin embargo, vehículos estacionan igualmente, provocando problemas para los usuarios del garaje porque "dada la poca anchura de la calle no dejan espacio para llevar a cabo las maniobras de entrada o salida". Apuntan que disponen de "un vado legal por el que se pagan religiosamente las tasas anuales correspondientes".

Los automóviles aparcados también conllevan un obstáculo para el acceso del camión que suministra gasóleo al edificio. Además, supondrían un problema si tuviera que llegar una ambulancia hasta el portal, indican.

Estas denuncias las trasladaron reiteradamente en los escritos que presentaron en las últimas dos décadas. En octubre de 2018 se instaló una señal prohibiendo el estacionamiento, aunque se quejan de que los coches continúan estacionando mal.

Una calle en busca de nombre en Sarria
Comentarios