El TSXG obliga a la CHMS a conceder el permiso para construir un hotel en Sarria

El organismo había denegado la autorización por calificar el solar, en la Rúa Calvo Sotelo, como dominio público hidráulico. El tribunal defiende que es zona de policía y se puede obrar
Solar de la Rúa Calvo Sotelo en el que está previsto construir el hotel. AEP
photo_camera Solar de la Rúa Calvo Sotelo en el que está previsto construir el hotel. AEP

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) estimó el recurso de los promotores de un hotel en Sarria y obliga a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) a conceder autorización para la construcción del alojamiento en la Rúa Calvo Sotelo, en el solar del antiguo cuartel.

El organismo había denegado el permiso por considerar que el solar se ubica en zona de dominio público hidráulico cartográfico y, por lo tanto, no se podía construir. Por su parte, los promotores defendieron que está en zona de policía y sí podía levantarse.

La calificación de dominio público afectaba a numerosas propiedades de Sarria en el entorno del río Celeiro, situación descubierta a raíz de la problemática de la licencia del hotel, lo que llevó a que el Concello reclamara a la CHMS la revisión del plan hidrológico, petición que fue aceptada.

En enero del pasado año el organismo de cuenca denegó la autorización para construir el negocio porque las obras se situarían en zona de dominio público cartográfico del Celeiro. Entonces los promotores presentaron recurso de reposición acompañado de un informe en el que niegan que la parcela tenga esta calificación, sino de zona de policía. En abril la Confederación desestimó la reclamación y acudieron al TSXG.

Este reprocha en su fallo que, "frente a la profusión de datos del informe pericial aportado por la parte recurrente", el que sustenta la resolución de la Confederación Hidrográfica "adolece de cierto simplismo y no ofrece corroboración alguna de los resultados que en él se mantiene".

El tribunal sostiene que el solar no está en zona de dominio público ni de servidumbre, sí en la de policía de aguas, por lo que las obras son autorizables. "Precisamente es la falta de condición de dominio público de la parcela lo que determina lo sustentado en el informe, cuyo fondo la administración eludió examinar y lo que, en definitiva, se mantiene en la demanda", explica. Las determinaciones de la CHMS no son irrefutables e infalibles, afirma, pues admiten la prueba en contrario, que "es lo ofrecido por los recurrentes con el informe aportado". "La falta de precisión del sistema cartográfico en la delimitación del dominio público en relación con el río pequeño resulta de una circunstancia irrefutable, puesta de relieve por la recurrente y en el informe pericial", asegura el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que también impuso las costas procesales a la CHMS.