viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

Trabajadores de Catisa llevan 10 años sin cobrar su indemnización íntegra

Protesta de trabajadores de Catisa y Hormigones La Estrella ante los juzgados en el año 2016. AEP
Protesta de trabajadores de Catisa y Hormigones La Estrella ante los juzgados en el año 2016.
La CIG culpa a la "inoperancia" de la justicia de una situación que "desespera" a los afectados

"Fartos e desesperados". Así están un grupo de antiguos trabajadores de Catisa y Hormigones La Estrella a quienes el juzgado reconoció en 2011 el derecho a cobrar indemnizaciones de 45 días por año trabajado, cantidades que una década después siguen sin percibir en su totalidad.

Según explica uno de los trabajadores, la situación afecta a una treintena de vecinos de Sarria, quienes solo pretenden "que nos dean o que é noso", tal y como les reconoció en su día la justicia.

El responsable de la rama de la construcción del sindicato CIG, Afonso Losada, recuerda que, hasta la fecha, cobraron del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) 30 días, diez más por año trabajado que el resto de empleados que no presentaron demanda. No obstante, siguen sin percibir la parte pendiente de la indemnización que ganaron judicialmente y, "por desgraza, este retraso fai que cada vez sexa máis complicado chegar a cobrar o que resta", afirma.

El sindicalista atribuye esta demora en los pagos de estas empresas, del grupo Martínez Núñez, a un cúmulo de circunstancias que combinan "a inoperancia da administración concursal por un lado e as continuas impugnacións, recursos e dilatacións que os diferentes actores do proceso están a impoñer". Según dice, en este procedimiento hay "un actor principal, que é o Banco Santander, que coa súa oposición, derivada da pretensión de cobrar a totalidade da súa débeda hipotecaria, está a alongar unha agonía xa inaguantable".

A día de hoy, y pese al tiempo transcurrido, sigue sin ejecutarse la liquidación total de los activos de las empresas, necesaria para afrontar las deudas con los acreedores. A la devaluación de esos activos se une "a alarma producida polo saqueo e pillaxe á que se viron sometidas as instalacións na canteira do Bierzo", apunta.

"É todo unha comedia", critica uno de los afectados, quien asegura que en el momento del concurso de acreedores "sobraba do capital que había para pagarnos a todos". Según señala, las cantidades adeudadas rondan los 600.000 euros y hay trabajadores que tienen pendiente de cobrar hasta 70.000. Muchos de ellos pasaron por dificultades porque quedaron sin ingresos en un momento en el que tenían préstamos que pagar, además de afectarles "na base de cotización para a xubilación".

Tanto los trabajadores como la CIG reclaman agilidad a la administración concursal y al juzgado de lo Mercantil de Madrid que lleva el procedimiento.

Tras múltiples denuncias públicas y actos de protesta celebrados a lo largo de todos estos años, vuelven a reivindicar una solución al "bloqueo xudicial" que padece este caso y que les permita "dunha vez por todas pasar páxina e coñecer se é posible chegar a percibir a parte que lles queda pendente".

Trabajadores de Catisa llevan 10 años sin cobrar su indemnización...
Comentarios