Suspendida la conciliación municipal de Sarria tras impagos a la empresa

El alcalde asegura que el servicio, con más de 200 usuarios y dependiente de Escontrela, se prestaba sin haber un contrato licitado. Las facturas pendientes suman más de 100.000 euros
El edil de Sarria Benjamín Escontrela durante un pleno. VILA
photo_camera El edil de Sarria Benjamín Escontrela durante un pleno. VILA

El servicio de conciliación municipal del Concello de Sarria fue suspendido este viernes de forma sorpresiva tras producirse impagos a la empresa que lo venía prestando por una cantidad que podría superar los 100.000 euros.

La conciliación, dependiente de la concejalía que lleva el edil Benjamín Escontrela, tiene más de 200 usuarios, que se mostraron molestos y preocupados.

Según el alcalde, Claudio Garrido, se trata de un servicio que se venía prestando sin un contrato con licitación previa, lo que impide legalmente abonar las facturas, debido a que intervención no autoriza el pago por no haber un procedimiento de adjudicación.

El regidor aseguró que, desde principios de verano, solo hubo un contrato menor de unos diez días y que, a partir de esa fecha, la empresa siguió prestando la conciliación por encargo de Escontrela, con quien ayer no fue posible contactar para conocer su versión pese a sucesivos intentos.

A finales del pasado mes de noviembre, la firma comunicó al Concello que tenía pendientes de pago hasta ocho facturas desde julio por servicios de conciliación que le fueron solicitados por la administración local y cuyo montante supera los 100.000 euros.

Al no percibir las retribuciones se reservaba el derecho de no continuar prestando el servicio más allá del día 4 de diciembre aunque hubiese una nueva comunicación para la continuidad por parte de la concejalía competente, la cual ya no llegó a producirse.

Procedimiento

Según el alcalde, no es un problema de falta de dinero para afrontar los pagos sino de la ausencia de un procedimiento legal. "Para poder seguir hay que licitar y adjudicar. Intervención dice que no se paga porque no hay un procedimiento de adjudicación. No queda más remedio que suspender en tanto en cuanto no se haga un procedimiento de carácter legal", señaló.

El regidor, quien dijo que Escontrela estaba advertido de la necesidad de licitar el contrato, afirmó que "una vez detectado el problema queda intentar que esta suspensión se levante lo más rápido posible". "Voy a intentar recuperar el servicio cuanto antes y ya estoy haciendo gestiones con contratación para licitar lo más rápido posible porque se trata de un servicio básico y con mucha demanda. Estamos ya con el pliego técnico", añadió Garrido.

La suspensión del servicio fue recibida con estupor por las familias, que piden explicaciones al respecto. Al menos en algún caso recibieron un mensaje de whatsapp en el cual se atribuye el parón a una "orden del señor alcalde".

En el mismo mensaje se dice que "el equipo de conciliación está al margen de esta decisión y se posiciona totalmente a favor de las familias y de la empresa, la cual ha sido la única que se ha preocupado por comunicar esta decisión y la cual queda totalmente al margen de la misma".

Las reacciones han llegado también desde el grupo municipal del BNG para quien resulta "inaceptable" la suspensión del servicio y más en unas fechas en las cuales la conciliación resulta necesaria para muchas familias.

"O Concello de Sarria acaba de anunciar de forma unilateral, e sen dar tempo ás familias para reaccionar, que suspende o servizo a partir do luns e sen data de reinicio. O concelleiro de servizos sociais e o goberno local deixan tiradas ás familias nunhas datas onde, se cabe, a conciliación é máis importante", dicen los nacionalistas, que se suman "á indignación das familias" y reclaman una solución "inmediata".

"A guerra aberta entre o concelleiro e o alcalde están a pagala os veciños", denuncia Efrén Castro.

Comentarios