lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

Un siglo de casa consistorial

La vivienda tiene frente a la Rúa Maior y la Praza da Constitución. PORTO
La vivienda tiene frente a la Rúa Maior y la Praza da Constitución. PORTO
Desde hace casi cien años el consistorio de Sarria está ubicado en la denominada Casa Vaamonde, adquirida en una subasta en 1920 en la suma de 40.500 pesetas y para cuya financiación hubo que recurrir a una emisión de deuda pública por parte del Ayuntamiento

LA CASA de todos los sarrianos es un edificio de finales del siglo XIX, con frente a la Rúa Maior y a la Praza da Constitución, de cuya adquisición para uso público se cumplirá un siglo el próximo año. Con motivo de este aniversario, el Seminario de Estudos Sarriaos Francisco Vázquez Saco recuerda la historia de tan singular construcción, obra del arquitecto Daniel García Vaamonde, al tiempo que anima al Concello a organizar algún acto en memoria de una consecución que, según explica, "contribuíu á mellora de Sarria".

La denominada Casa Vaamonde era propiedad de la familia del mismo nombre y pasó a manos de la orden mercedaria por testamento de Concepción Ulloa Lois, viuda de Camilo García Vaamonde.

Los trámites para su incorporación al patrimonio público comenzaron el 6 de abril de 1920 a través de una moción del concejal Ángel Fernández López, quien planteó al pleno sarriano la conveniencia de comprar esta vivienda para ser utilizada como casa consistorial y, de este modo, ahorrarse el gasto de alquiler de otros locales.

Tal y como señala el investigador Xaime Félix López Arias, el 23 de agosto de aquel mismo año, el alcalde, Gutiérrez Castro, comunicó al resto de miembros de la corporación que la citada vivienda iba a ser sometida a una subasta pública, obteniendo el respaldo unánime para pujar por ella.

Celebrada la subasta, el Concello de Sarria se presentó como licitador y ofreció 40.500 pesetas, un precio que recibió el visto bueno del pleno. Quedaba por resolver entonces el modo de financiación, para lo cual se nombró una comisión especial integrada por el regidor y los concejales Ángel Fernández y Eugenio Quiroga Macía.

"Como non había fondos para un investimento tan importante, o Concello e as familias distinguidas da vila subscribiron unha especie de bonos recuperables, con abono de xuros, en sorteos que se celebraron varios anos para a amortización da débeda", explica López Arias, quien hizo entrega de toda esta documentación al actual grupo de gobierno.

El Seminario de Estudos Sarriaos insta al Concello a celebrar actos en recuerdo del hito que supuso la compra de esta vivienda

La comisión nombrada en el año 1920 para llevar a buen puerto la compra de la Casa Vaamonde optó por una especie de emisión de deuda pública por importe de 50.000 pesetas, cantidad en la que se incluía tanto la adquisición en sí como las reformas que había que acometer en la vivienda.

Una vez sometido a votación el asunto, la corporación acordó el pago de un interés anual del 6% y la emisión de 500 obligaciones de cien pesetas cada una, que llevarán por fecha el 1 de enero de 1921. Liquidarán intereses por semestres vencidos y serán amortizadas en el plazo de diez años, siendo el primer año 35 obligaciones y el último 70. Estas amortizaciones se harán por sorteo, validado por el secretario del Concello, y tomando como garantía para hacer frente a estos pagos los ingresos del presupuesto municipal.

De este modo, la Casa Vaamonde pasó a ser la sede del Ayuntamiento de Sarria, donde se mantiene desde hace casi un siglo, siendo reformada y ampliada en el año 1998. En la actualidad, está en trámite la compra de una vivienda anexa para ampliar las oficinas municipales.

Un siglo de casa consistorial
Comentarios