lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

Una ruta por As Aceas para condenar la agresión a una vecina de Sarria

El colectivo feminista Mulleres de Raíz, organizador del acto, pide justicia para la víctima y espacios libres de violencias machistas

La agresión e intento de violación a una vecina de Sarria cuando caminaba por As Aceas ha movilizado a la ciudadanía para condenar el ataque. El colectivo feminista Mulleres de Raíz convocó este domingo un recorrido por este sendero para reclamar justicia para la víctima, cuyo presunto agresor quedó en libertad con orden de alejamiento, y espacios libres y seguros para todas las mujeres.

El punto de encuentro tuvo lugar a las seis de la tarde en el inicio de la ruta. No obstante, algunas de las organizadoras estuvieron ya a las 17.45 en Ribela para acompañar a aquellas personas que tuviesen dificultades para llegar al comienzo del sendero. El acto, que se celebró respetando el distanciamiento social y utilizando mascarillas, fue convocado bajo el lema Querémonos libres, non valentes! en señal de repulsa a este "atentado machista en Sarria".

Los hechos sucedieron el pasado miércoles a plena luz del día, sobre las seis de la tarde, cuando la mujer, de 67 años, caminaba con dos perros por As Aceas, momento en el cual un joven presuntamente se abalanzó sobre ella gritando "quiero follar" repetidas veces.

Según el relato de la víctima, se produjo entonces un forcejeo en el transcurso del cual el supuesto atacante le arrebató el palo que llevaba para caminar y la agredió en la cabeza, provocando que cayese al suelo, donde continuaron los golpes y donde la pisó en el cuello y en las costillas, llegando a quedar inconsciente unos minutos.

La mujer solo pudo liberarse del varón al decirle que tenía una enfermedad contagiosa, tras lo cual pidió ayuda y fue trasladada a un centro médico para recibir atención por múltiples contusiones.

A las pocas horas, la Guardia Civil procedió a la detención de un joven de 23 años de edad y vecino de Sarria como presunto autor, el cual, según diversas fuentes, había sido arrestado hace unos dos años por lesiones a una mujer, en aquel caso de carácter leve. Al parecer también le consta una condena a dos años de prisión por un delito de robo con violencia, la cual quedó suspendida porque entonces no tenía antecedentes.

El pasado viernes pasó a disposición judicial en Sarria y quedó en libertad con una orden de alejamiento de 300 metros de la víctima y prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio.

El colectivo Mulleres de Raíz condena lo sucedido y reclama "xustiza e protección para a vítima" al tiempo que se pregunta "se a seguridade da nosa veciña e do resto de mulleres se pode garantir cunha orde de afastamento mentres se investigan os feitos".

Pone también el foco en las desigualdades de género y la "violencia estrutural xa insoportable para quen a sufre e para todas as mulleres no conxunto". Actos de este tipo, dice, "acentúan a nosa percepción de inseguridade cando imos pola rúa, máis se é de noite, ou cando saímos facer deporte polo monte".

Desde este colectivo demandan "xustiza ante un sistema xudicial e institucional que xa ten demostrado non ser sensible ao xénero en numerosas ocasións, actuando con impunidade ante casos de violencia sexual ás mulleres". Además, reivindican "que as rúas e os paseos sexan espazos seguros de liberdade e igualdade".
 

Una ruta por As Aceas para condenar la agresión a una vecina de Sarria
Comentarios