La romería de Os Remedios retomará la tradición de las meriendas y la procesión

Los vecinos de la parroquia de Cesar acordaron en una reunión volver a celebrar la popular fiesta de Sarria tras el parón obligado por el covid
undefined
photo_camera Procesión de Os Remedios en una edición prepandemia. EP

Dos años hubo que esperar para que la fiesta de Os Remedios, la romería por antonomasia del concello de Sarria, recuperara su formato habitual, pero en esta edición, si nada lo impide, el día 8 de septiembre la Virgen volverá a salir en procesión y los prados del Alto de Cesar se llenarán de meriendas de familias y amigos.

Los vecinos de la parroquia de San Salvador de Cesar, organizadores de Os Remedios, celebraron una reunión el pasado lunes en la cual acordaron iniciar los preparativos para retomar este año la fiesta tras el parón obligado por la pandemia del coronavirus.

Así, decidieron repartirse las tareas, tales como pedir dinero entre los lugareños, recaudar fondos entre residentes en otros puntos de Sarria o acondicionar el campo de la fiesta. También tienen previsto reunirse con el Concello para solicitar su colaboración, tanto en el apartado musical como en la limpieza de los terrenos una vez finalizada la romería.

Según explican, su intención es tener dos jornadas de celebraciones: el 8 de septiembre, día grande y fiesta local en Sarria, y el 9. Pretenden recuperar la procesión, que no pudo salir en los dos últimos años, y las meriendas campestres, para las cuales ya hay parcelas reservadas. "A xente xa foi marcando o sitio por se este ano había festa", comentan.

Tanto en 2020 como en 2021 no hubo música ni tampoco los encuentros de familiares y amigos para celebrar comidas al aire libre. De hecho, la Policía Local se encargó de controlar la zona para impedir estas reuniones, prohibidas por la incidencia del covid.

El último año, sí hubo misas oficiadas por los padres mercedarios, que son los que se encargan del culto en esta capilla, pero se hicieron con aforo limitado a un máximo de 65 personas en el interior y sin procesión.

Los vecinos de Cesar confían en que la Virgen salga de nuevo a hombros de los feligreses porque "non se pode esquecer que unha das esencias desta festa é a parte relixiosa", la cual también mueve a muchos fieles a subir andando desde Sarria hasta el templo.

Al tratarse de una romería con tan alta participación, todos los años se establece un dispositivo con Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y Cruz Roja.

Comentarios