Las quitanieves usarán más de 5.000 toneladas de fundente este invierno

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade supervisó el inicio del plan de vialidad invernal desde el centro de conservación de Lugo Sur, que se ubica en el municipio de O Incio
La conselleira Ethel Vázquez junto a los operarios del centro de concervación de viabilidad invernal Lugo Sur. C.F.R.
photo_camera La conselleira Ethel Vázquez junto a los operarios del centro de conservación y vialidad invernal Lugo Sur. C.F.R.

Diez días después de que la Xunta activase el plan de vialidad invernal en las provincias de Lugo y Ourense, Ethel Vázquez, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, acudió junto a Javier Arias, el delegado territorial en Lugo, al centro de conservación y vialidad invernal de Lugo Sur, ubicado en el concello de O Incio, donde el director técnico y jefe de la Axi en Lugo, Gerardo Pallares, aseguró que solo en la provincia se podrían emplear durante esta campaña unas 2.500 toneladas de fundente, es decir, casi la mitad del total destinado a las carreteras autonómicas, que contarán con 5.400 toneladas para esta campaña, que se extenderá hasta el 30 de abril del año que viene.

La conselleira afirmó que este operativo, diseñado para "garantir a seguridade nas estradas de toda Galicia", contará con el trabajo de 390 profesionales y 80 vehículos en los casi 5.500 kilómetros de viales que maneja la Xunta, en especial a los cerca de 1.000 kilómetros que, por altitud, son más susceptibles de incidencias, ya sea por acumulación de nieve o por placas de hielo, de las que el 26% se encuentran en la provincia lucense, con un total de 386 kilómetros.

El dispositivo de vialidad invernal cuenta en la provincia de Lugo con seis centros operativos, 87 profesionales y 1.740 toneladas de acopios y fundentes, además de 58 vehículos y accesorios entre camiones, retros, cuñas, pick-up o esparcidores de sal, según señalaron en el reciente programa de viabilidad invernal. Tal y como explicó Gerardo Pallares, en la zona sur se encargan de los puertos de montaña de O Cebreiro, en el Alto de San Roque, O Poio, O Boi, O Faro, Oural, Vilaesteva y O Portelo. "Nesta zona contamos con oito máquinas quitaneves que cargan un total de seis toneladas cada unha, e ademais temos once silos de sal na provincia: dous de 100 toneladas de capacidade e os demais de 60", dijo el director técnico.

Ethel Vázquez declaró que "este plan contén as medidas preventivas necesarias para anticiparse aos contratempos que se poidan producir, así como medidas paliativas para reforzar a seguridade vial en situacións meteorolóxicas desfavorables as 24 horas do día", e hizo especial hincapié en los protocolos de actuación para detectar incidencias y el traslado de información permanente a los usuarios a través de los paneles informativos en las vías, por internet, o por teléfono (con la colaboración del 112 o de la DGT), o bien a través de los medios de comunicación.

También aseguró que la conservación de las carreteras es "unha liña de acción prioritaria da Xunta, polo que destinamos 53 millóns de euros dos Orzamentos para 2024 en conservación, entre a vialidade invernal, a conservación común e o Plan de reforzos do firme, o que supón un incremento do 8%, dos que 10,36 millóns irán a parar á provincia de Lugo".

La conselleira quiso además hacer un llamamiento al Gobierno central por el "lamentable estado que presentan as vías de responsabilidade estatal, en especial a A-6", por lo que reclamó la "máxima axilidade" en la reconstrucción de los viaductos y pidió que el Gobierno central presente el dispositivo concreto previsto para la vialidad invernal en esa autovía, así como un plan integral de conservación tanto para esta como para el resto de las vías estatales que presentan deficiencias. "Resulta canto menos preocupante a situación na que estamos", concluyó.

Próximas actuaciones en el corredor

Durante la visita de Ethel Vázquez al centro de conservación de vialidad invernal Lugo Sur, la conselleira también indicó que, en lo que respecta al corredor Lugo-Monforte, se esperan nuevas actuaciones. "O proxecto de trazado está entregado, e agora estamos a analizar o trámite ambiental coa consellería de Medio Ambiente, porque é preciso levar a cabo este trámite para comezar coas obras", dijo Vázquez, que recordó que el año que viene se destinarán un total de 500.000 euros para continuar con la conversión del corredor en autovía hasta Sarria, una obra que comenzó el año de A Pobra de San Xiao hasta la villa de Sarria.

Una media de 7.500 vehículos circulan al día por lo que era el corredor y ahora es autovía. Para todo este tráfico, los once kilómetros entre Sarria y A Pobra de San Xiao se transformaron hace casi un año en dos carriles en cada sentido y en 30 kilómetros más de velocidad permitida, a lo que ahora falta el trayecto que va desde A Pobra hasta Lugo. Desde el pasado año, el viaje se redujo en unos tres minutos aproximadamente y la seguridad se multiplicó.

Con este calendario, si la ejecución es similar a las últimas obras, la autovía entre Lugo y Sarria podría estar acabada entre finales del 2025 o inicios del 2026, aunque, tal y como explicó la conselleira de Infraestuturas e Mobilidade, "quedan pendentes algúns trámites antes de retomar de novo as obras". 

Comentarios