domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

Quince años a la espera de obras

Una curva muy cerrada en la LU-636 y sin arcenes, a su paso por el término municipal de Láncara. PORTO
Una curva muy cerrada en la LU-636 y sin arcenes, a su paso por el término municipal de Láncara. PORTO
La finalización de la mejora de la LU-636 es una vieja demanda al ser una carretera muy estrecha y estar en mal estado

Hace quince años finalizó el arreglo de la segunda fase de la carretera de Sarria a Becerreá (LU-636), entre el polígono de O Morelle y Saa. Desde entonces la comarca lleva reclamando la mejora del vial hasta Becerreá, el cual se encuentra en mal estado.

Un ancho insuficiente, curvas muy cerradas, ausencia de barreras de protección en algunos puntos... Esto es lo que se encuentran cada día los conductores que circulan por la vía entre el núcleo lancarés de Saa y Becerreá.

La carretera tiene poco más de 30 kilómetros de longitud y fue arreglada hasta el 16 en dos fases. Las primera obras beneficiaron al tramo comprendido entre la villa sarriana y O Morelle, mientras que las segundas se ejecutaron entre el polígono y Saa. Esta última fase se llevó a cabo en 2005.

El arreglo de la carretera es una vieja demanda de la zona, pues permitiría una mayor rapidez en la conexión del municipio de Sarria con la A-6

DETERIORO. A partir del kilómetro 16 la calzada de la LU-636 es más estrecha y presenta el firme deteriorado. La vía no dispone de arcenes, por lo que supone un peligro para los peatones. Además, no cuenta con quitamiedos en algunas zonas en las que hay un importante desnivel, un riesgo en el que caso de salida de vía de un automóvil.

El arreglo de la carretera es una vieja demanda de la zona, pues permitiría una mayor rapidez en la conexión del municipio de Sarria con la A-6 y sería una importante ventaja para los transportes al comunicar, además, con el polígono industrial de O Morelle. La LU-636 también es la principal vía para numerosos núcleos del ayuntamiento de Láncara.

El acondicionamiento de la carretera fue demandado en numerosas ocasiones por los vecinos y distintas formaciones políticas. Se trató varias veces en el Parlamento de Galicia, ya que la LU-636 es de titularidad autonómica. Este mismo mes se aprobó por unanimidad una propuesta de los socialistas en la comisión de obras públicas para pedir a la Xunta la mejora de la seguridad de la vía. Entonces el PP afirmó que la Administración autonómica está redactando el proyecto para optimizar la capa de rodaje, la señalización y la mejora de los márgenes del vial.

Quince años a la espera de obras
Comentarios