Quejas vecinales en Sarria por las obras ejecutadas en el paso a nivel de Lousadela

Los residentes denuncian que el firme se hundió poco después de finalizarse los trabajos, por lo que vehículos rozan los bajos en la vía
photo_camera Un vehículo circula por el paso a nivel de Lousadela. PORTO

Los vecinos de la parroquia sarriana de Lousadela denuncian el mal estado del paso a nivel del núcleo después de que hace unas semanas se ejecutaran unas obras de mejora. El firme se hundió, provocando que algunos vehículos arrastren en la vía.

El paso se encuentra en la carretera de Vilapedre a Céltigos y soporta una gran carga de tráfico, especialmente de camiones al haber en la zona una fábrica de embotellado de agua. Los pasados días 12 y 13 de noviembre fue sometido por Adif a una actuación, que motivó el cierre del vial. Los trabajos supusieron la renovación de la vía y el desmontaje y montaje de unos módulos para el paso de automóviles y personas.

Según denuncian los vecinos, poco después de finalizar las obras se hundió el asfaltado junto al paso a nivel. Esto lleva a que algunos turismos "dean cos baixos na estrada". "Tes que pasar a modo se non dás abaixo", afirman.

Vehículos pesados. Por la vía, calculan los residentes, circulan "20 ou 30 camións diarios", que también sufren problemas al pasar. "Téñeno peor, deben parar", cuenta un usuario de la vía. "Cando circulan en dirección Vilapedre e van cargados algúns case dan coas defensas na estrada", se queja otro vecino. Los vehículos pesados, explica este residente, no tienen forma de evitar las zonas hundidas, por lo que deben cruzar con más precaución.

El paso a nivel "estaba moito mellor antes das obras", afirma otra vecina. Esta señala que unos operarios estuvieron en el cruce, aunque por ahora no subsanaron la problemática.

Los residentes demandan que se le dé pronto una solución para evitar daños en los vehículos. Esta pasaría por, consideran, asfaltar de nuevo junto al paso o bien "levantar" la vía.

Por otro lado, también se quejan de que con la renovación de la línea del ferrocarril dejaron abandonadas unas antiguas traviesas de la vía en una tajea de agua. Piden que sean retiradas, ya que con las lluvias se temen que el agua no tenga por donde circular y se pueda inundar la zona.

Comentarios