A prisión por agredir a su pareja en un bar de Samos y a un hombre que intentó pararlo

Los hechos ocurrieron el fin de semana en Frollais ► El encargado del establecimiento fue ingresado en la Uci tras caer al suelo y golpearse en la cabeza

El establecimiento en el que se produjo la agresión. C.F.R
photo_camera El establecimiento en el que se produjo la agresión. C.F.R.

El juzgado de Sarria ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para un vecino de la localidad de unos 30 años que está investigado por sendos delitos de tentativa de asesinato a su pareja y de lesiones por agredir a un hostelero, tras un altercado que ocurrió en un bar de Samos el pasado fin de semana.

El hostelero triacastelán de 55 años que fue agredido en la única cantina que hay en el núcleo de Frollais, en el concello de Samos, continúa hospitalizado en estado grave en la Uci, tras el golpe que recibió en la cabeza durante una pelea que tuvo lugar fuera del establecimiento.

El hombre atacado, tal y como indican algunos testigos, intentaba defender a la pareja del supuesto agresor, de unos 30 años, al ver que le estaba propinando una paliza a la mujer, de origen brasileño, luego de una discusión en el propio bar. Allí se encontraban en ese momento varios vecinos de la comarca y una camarera que trabaja junto al hijo del gerente de la cantina.

Los testigos del suceso señalan que más personas se vieron afectadas por la pelea. Entre ellos el hijo de la camarera del local, que sufrió una fractura en el tobillo, y algunos vecinos del municipio de Samos, que también recibieron varios golpes al intentar parar al agresor, que le ocasionó una fractura en el tabique nasal a su pareja.

El hostelero de Triacastela, que había abierto el bar hace apenas unos seis meses luego de muchos años cerrado y que a su vez poseía una explotación ganadera en el municipio de Triacastela, tuvo que ser atendido en el lugar y finalmente trasladado a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Lucus Augusti porque ya se encontraba inconsciente luego de un mal golpe, aunque los testigos aseguran que el atacante continuó golpeándolo.

Se trasladaron también hasta el núcleo de Frollais varios agentes de la Guardia Civil de Samos, que detuvieron al agresor, que pasó posteriormente a disposición judicial el pasado martes tras declarar en el Juzgado de Sarria.