La prisión acoge hasta el 29 la exposición de fotos de Hospitaleros sin Fronteras

Eva Pombo y Pablo Llácer muestran a través de 40 imágenes sus viajes a Senegal con la ONG sarriana, que ayuda a niños del país africano
undefined
photo_camera La exposición fotográfica en la antigua prisión comarcal. R.V.L

La antigua prisión de Sarria acoge la exposición de 40 fotografías que la sarriana Eva Pombo, junto al valenciano Pablo Llácer, realizaron durante su viaje a Senegal con la ONG Hospitaleros sin Fronteras, encargada de ayudar a menores de este país.

La muestra, que estará disponible hasta el día 29 de este mes de 9.00 a 14.00 horas, recoge la vida de los niños talibés, cuyos padres carecen de los recursos suficientes para poder mantenerlos, por lo que son enviados a estudiar el Corán a escuelas lejos de sus casas, denominadas daaras.

El objetivo de la exposición es la de concienciar sobre la situación de la población senegalesa, además de mostrar el trabajo que la ONG sarriana realiza para tratar de mejorar sus vidas.

Eva Pombo reúne una exposición de 15 fotografías de los talibés que lleva por título Teranga, palabra cuyo significado está relacionado con el concepto de hospitalidad. Pablo Llácer, natural de Canals (Valencia), completa la colección con otras 32 imágenes que relatan su paso por el país en el año 2019, de la mano también de Hospitaleros sin Fronteras.

MALIOCUNDA. En la actualidad, Hospitaleros sin Fronteras está consiguiendo llevar ropa, material escolar y medicamentos en sus viajes a Senegal, que realizan de forma anual, a través de la colaboración de los socios y voluntarios que se implican con el proyecto.

De esta manera, la ONG logra la manutención diaria de 80 niños talibés, así como también impartir actividades educativas y clases a lo largo del año.

Los objetivos principales de la organización pasan por lograr el bienestar de todos los niños, su escolarización y la construcción de un centro de acogida que cuente con comedor, enfermería y aulas que les permitan instalarse en Maliocunda, aldea de situada al oeste del país. La ONG lucha por alejarlos de la mendicidad a la que se ven obligados en su día a día, despojados de cualquier tipo de derecho, para lograr limosna para sus maestros.

Comentarios