La primera fase de la autovía de Sarria a Lugo mejora la seguridad de 7.500 vehículos al día

El presidente de la Xunta inauguró 10,5 kilómetros de la AG-22 con el compromiso de continuar hasta Nadela. El desdoblamiento del corredor, donde hubo 15 fallecidos en 2008, permitirá "gañar tempo e evitar riscos"
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera Alfonso Rueda y Ethel Vázquez encabezaron la comitiva que recorrió el tramo de autovía. SEBAS SENANDE

Los primeros 10,5 kilómetros de la autovía AG-22, de Sarria a Lugo, se encuentran operativos en ambos sentidos de circulación desde primera hora de la tarde de este miércoles, lo que mejora la seguridad y la movilidad de una media de 7.500 vehículos al día.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, inauguró este primer tramo de la autovía —que va desde Sarria hasta la salida hacia A Pobra de San Xiao y O Páramo— reiterando el compromiso de continuar el desdoblamiento del corredor en los 16 kilómetros restantes hasta llegar a Nadela.

El pasado 28 de octubre entraron en servicio los dos carriles en sentido Monforte de la AG-22 y este miércoles lo hizo la calzada hacia Lugo, de modo que ya no es necesario desviarse por la antigua LU-546.

La construcción de este primer tramo de autovía, con un coste de 25 millones de euros, permite circular a un máximo de 120 kilómetros por hora (30 más que en el corredor), lo que acorta el tiempo un par de minutos. Pero su principal ventaja no es la velocidad de circulación sino el mayor nivel de servicio que ofrece y, sobre todo, la seguridad para los conductores.

Según explicaron los técnicos, el tramo del corredor entre Sarria y A Pobra de San Xiao era el que presentaba menos opciones de adelantamiento. En horas punta no era extraño que se formaran colas detrás de vehículos pesados, lo que aumentaba también la posibilidad de error, despiste o imprudencia en la conducción.

Los cuatro carriles aportan más seguridad a un vía en la que se dejaron la vida 15 personas desde la apertura en diciembre de 2008 del corredor Sarria-Nadela, al que seguiría años después la continuación hasta Monforte. El primer accidente mortal se produjo en diciembre de 2010 y el último en mayo de 2020, siendo especialmente fatídico el mes de octubre de 2014 con cinco víctimas.

Este primer tramo de la autovía beneficiará especialmente a los vecinos de Sarria, Láncara y O Páramo, pero también a los conductores y profesionales que transitan con frecuencia por el sur de la provincia, "sen implantar ningunha peaxe", señaló Rueda.

El presidente de la Xunta destacó la mejora que conlleva para el tránsito de unos 7.500 vehículos al día e incidió en el aspecto de la seguridad. "Permite circular gañando tempo e evitar riscos que se poden producir coa diferenza entre unha estrada sen dobre carril ou unha autovía como esta, con todas as da lei", afirmó.

Faltan 16 kilómetros

"Creo que hoxe é un día magnífico", añadió Alfonso Rueda, para quien la apertura de esta primera fase de la AG-22 supone "un compromiso" que tendrá continuidad. "Cumprimos e seguiremos cumprindo. Eu tomo nota, son perfectamente consciente de que aínda falta un treito ata Nadela. Mentres non se chegue a ese obxectivo non estará o compromiso completamete cumprido, pero hoxe damos un paso moi importante", reiteró.

Quedan por delante 16 kilómetros para los cuales está en fase de redacción el proyecto de trazado, estudio de impacto ambiental y proyecto constructivo. La previsión de la Xunta es sacar a información pública el trazado e iniciar el trámite ambiental a medidos del próximo año para poder tenerlo a finales. De ser así, el proyecto constructivo y la licitación de la obra para completar la autovía hasta Lugo se haría en 2024, con un desembolso de unos 30 millones. Para la continuidad hasta Monforte no hay plazos.

Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
La autovía dispone, según los técnicos, de pavimento de altas prestaciones de adherencia, valla perimetral muy tensionada para evitar la entrada de fauna salvaje, cunetas rebasables, barrera de hormigón en la mediana, pendiente máxima del 4,65% y preinstalación para señalización inteligente. SEBAS SENANDE

En la inauguración, Rueda estuvo acompañado de la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el delegado de la Xunta en Lugo, Javier Arias. Acudieron también los alcaldes de Láncara y O Páramo y el concejal sarriano Pedro López en representación del alcalde, que a esa hora tenía junta rectora del geriátrico. Entre los asistentes se contaban, además, la diputada Elena Candia, el exalcalde de O Incio Ángel Camino o el nuevo presidente del PP de Sarria, Fernando Carlos Rodríguez, entre otros.

Alfonso Rueda cifró en un 70% el aumento en vías de altas prestaciones en la provincia de Lugo en los últimos años y dijo que el 80% de la población de Galicia está hoy a menos de 15 minutos de una carretera de este tipo. Aprovechó estos datos para "esixir que os demais cumpran", en alusión a las vías de titularidad estatal. En este sentido, denunció retrasos "de varias décadas" en la autovía de Lugo a Santiago o la "paralización" de conexiones como las autovías de A Mariña o de Ourense-Lugo, al tiempo que pidió una solución "en serio" al derrumbe de la A-6.

Veinte años de demandas para actuar de "motor de desarrollo"
La autovía entre Sarria y Lugo es una vieja reivindicación de toda la comarca sarriana, que nació hace ya más de 20 años ante la alta siniestralidad en la antigua carretera LU-546.

El presidente de la Asociación de Comerciantes e Empresarios de Sarria, Ricardo Arias, aseguró que esta autovía "pode cambiar o futuro da comarca", aportando "un desenvolvemento necesario".

Para José Fernández, presidente de Tradime, se trata de una vía "moi demandada" por el sector del transporte que va a "redundar nunha redución  de tempo dos traxectos".

El alcalde de Láncara, Darío Piñeiro, se felicitó porque "acércanos a Sarria e, sobre todo, polo seguridade vial". Para el regidor de O Páramo, José Luis López, supone también "un avance moi grande", aunque le gustaría que se hubiese iniciado desde Nadela. Y para el de Sarria, arío Claudio Garrido, llega con "retraso" pero llamada a ser "motor de desarrollo para Sarria y su comarca".

Comentarios