martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

Ponte Ribeira llega a su quinto año de cierre con graves daños al comercio

Valla que lleva cinco años en Ponte Ribeira, por donde pasa el Camino de Santiago. D.M.P.
Valla que lleva cinco años en Ponte Ribeira, por donde pasa el Camino de Santiago. D.M.P.
Los empresarios piden "un acceso" para recuperar el tránsito interrumpido en la Rúa Peregrino al derribar el puente

Estos días se cumplen cinco años desde el cierre de Ponte Ribeira y, con él, del cambio en el panorama de la villa sarriana. Muchos son los negocios de la Rúa Peregrino que, después de reunir 2.800 firmas y manifestarse en los primeros años, se sienten resignados y decepcionados tras ver que no llegó solución por parte de ninguna institución.

El propietario de un albergue de la zona, que abrió dos semanas después del derribo por parte de la CHMS, cuenta que los dos primeros años fueron "los peores". Con las obras del viaducto, su local no era visible para peregrinos y tenía que "salir a buscarlos". A pesar de que le sigue afectando, el trabajar con reservas le facilita la labor.

En una librería explican que pasaron de estar enfadados por el corte del puente a estar "totalmente resignados". Ante la última propuesta del Concello, piensan que es demasiado ambiciosa y que demorará la solución, puesto que no es una obra "dunha pirámide, tan só son 15 metros de ponte".

En un taller indican que pasaron "de ter coches ata o final da rúa" a subsistir gracias a los clientes "de toda a vida". Destacan que muchos de ellos tienen que acceder por la rúa Castelao, suponiéndoles hasta "15 minutos" más.

Los establecimientos de la Rúa Peregrino aseguran que en estos cinco años sin puente ya se cerraron varios locales. Mientras, ellos siguen a la espera.

Pérdidas de hasta el "60 por ciento"
La mayoría de los establecimientos de la Rúa Peregrino vieron cómo bajaron sus ingresos, llegando a perder algunos "hasta un 60 por ciento". Los clientes "de toda a vida" son los que permiten que estos negocios continúen subsistiendo. Todos ellos coinciden en que al no ser un lugar de paso para vehículos, mucha gente prefiere otros locales por cercanía, lo que dificulta la llegada de nuevos clientes.

Camino de Santiago
La preocupación de los establecimientos también reside en la imagen que la villa de Sarria proporciona de cara al exterior. Denuncian que el "auténtico" Camino pasa por allí, y que ninguna institución hizo nada para restaurarlo. Son muchos los locales donde los peregrinos preguntan sobre el tema, a lo que los propietarios no saben responder. Un caminante, "que acude todos los años", llega hasta a tomárselo a broma.

Ponte Ribeira llega a su quinto año de cierre con graves daños al...
Comentarios