A Pobra iluminará el paseo de las antiguas vías del tren

El pleno aprobó partidas que suman 104.000 euros para obras
Obras en las vías en marzo. AEP
photo_camera Obras en las vías en marzo. AEP

El Concello de Láncara dedicará 28.000 euros a ampliar el alumbrado público en el nuevo paseo de A Pobra de San Xiao, que está siendo acondicionado en los terrenos que ocuparon las vías del ferrocarril, desaparecidas tras la entrada en servicio en abril de 2018 de la variante del tren.

Esta inversión se financiará con el remanente de tesorería a través de una modificación de crédito que fue aprobada por unanimidad de toda la corporación en el pleno ordinario celebrado el jueves.

En total, salieron adelante actuaciones por un montante de 104.388 euros. La mayor parte de esta cantidad (51.668 euros) será para la mejora de vías en Vilela.

También ser reservan 9.371 para el camino de Vilar de Francos a Castrodelo y 3.000 para acondicionar la estación de bombeo de A Pobra de San Xiao. Otros 5.000 euros irán destinados a la compra de un cortacésped articulado para protección del medio ambiente y de los espacios naturales del municipio y 3.800 servirán para redactar el proyecto técnico de la segunda fase de humanización de la carretera LU-621 a su paso por la parroquia de Láncara con la construcción de nuevas aceras.

La modificación de crédito contempla, además, 2.126 euros para el mantenimiento y conservación de los carballos del campo de la feria de A Pobra y los pinos del parque Edizlo, así como 1.435 para la adquisición de nuevos contenedores de basura para vías públicas.

Durante el pleno, en el que no hubo mociones, el BNG preguntó por el retraso en el pago de unas facturas y el PP se interesó, entre otros asuntos, por la celebración de las fiestas patronales de San Roque. El gobierno respondió que está realizando gestiones con este fin y que, si surge una comisión vecinal, le dejará paso.

Los populares también aseguraron que no hubo ganado de Láncara en la muestra de la Feira da Tenreira Galega del día 1 de mayo y opinaron que el alcalde era conocedor de unas obras en la vivienda de la concejala Begoña López, quien dimitió en febrero.