sábado. 28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo

El pleno de Sarria reclama refuerzos en el servicio de ambulancia

La sesión plenaria se celebró ayer de forma presencial.
La sesión plenaria se celebró ayer de forma presencial.
Los tres grupos de la oposición instan al gobierno municipal a abrir la piscina climatizada con protocolos de seguridad

El Concello de Sarria, por acuerdo unánime de la corporación municipal, solicitará al Sergas que refuerce el servicio de transporte sanitario de urgencias en el municipio y su comarca con otra ambulancia que se encuentre "plenamente operativa en todo momento". Así lo acordó este jueves el pleno, que respaldó sin fisuras una moción del gobierno en la cual también propone un convenio de colaboración con la Cruz Roja de Sarria para que la ambulancia de la que dispone esta entidad preste servicio las 24 horas durante todos los días, dando apoyo al 061.

El concejal de seguridad, Félix Seijas, recordó el caso de una octogenaria que, en el mes de septiembre, tuvo que esperar una hora por la ambulancia tras sufrir un atropello en la calle Matías López.

Dijo también que Sarria y su comarca solo dispone de un vehículo de transporte de urgencia sanitaria para una población de 25.000 personas y que en alguna guardia puede realizar hasta 700 kilómetros, siendo la ambulancia de mayor recorrido de la provincia.

El pleno también aprobó una moción del PP, en este caso con el apoyo de PSOE y BNG, instando al grupo de gobierno a reabrir la piscina climatizada con todos los protocolos de seguridad, al igual que sucede en otros concellos.

Camiña Sarria alegó que la piscina está lista para poder abrir "en 48 horas" pero que de momento la decisión no se toma a la espera de que la Xunta facilite información sobre la situación del covid en Sarria para poder actuar "con garantías". Las explicaciones no convencieron a los tres grupos de la oposición, para quienes se trata de una "excusa" que retrasa la puesta en marcha de un servicio con importante demanda.

También salió adelante la propuesta del BNG de modificación de los estatutos de la residencia de mayores, con una enmienda de los populares para que, durante este mandato, formen parte de la junta rectora los 17 ediles.

Más controvertida fue la otra moción de los nacionalistas sobre "irregularidades" en la Escuela Hogar. Efrén Castro pidió al Concello que obligue a la Xunta a cumplir la legislación y reclamó al Gobierno gallego que los alumnos del Frei Luis reciban clases en instalaciones "dignas" y que se realicen los estudios técnicos para un nuevo proyecto de rehabilitación.

El PSOE apoyó la moción y el gobierno, que en principio anunció la abstención indicando que se había hecho un requerimiento a la Xunta, acabó por votar a favor.

El PP, por su parte, se opuso y acusó a Camiña Sarria de usar un doble rasero con este asunto porque el servicio de conciliación municipal se imparte en las instalaciones de la Escuela Hogar.

El pleno de Sarria reclama refuerzos en el servicio de ambulancia
Comentarios