El pleno sobre los cobros del Ibi saca a la luz discrepancias en el gobierno

Camiña Sarria y Galicia Sempre evidencian desacuerdos en las medidas para frenar el 'catastrazo', aunque acaban apoyando sus respectivas propuestas ante una oposición atónita
Pleno en Sarria sobre el Ibi
photo_camera Escontrela conversa con el socialista Diego López al término del pleno. VILA

El pleno ordinario celebrado este jueves en Sarria, con el catastrazo como tema estrella, sacó a la luz por primera vez en lo que va de mandato discrepancias en el  grupo de gobierno, formado por los seis ediles de Camiña y el concejal de Galicia Sempre, Benjamín Escontrela, quienes, no obstante, acabaron por votar a favor de sus respectivas propuestas. Esta situación insólita hasta la fecha y a pocos meses de las municipales no pasó por alto para una oposición que asistió con sorpresa al desencuentro, en el que puso el acento.

Finalmente hubo unanimidad en todo, no sin un debate que se tensó por momentos. Así, todos los grupos apoyaron la modificación de la ordenanza fiscal del Ibi, medida que llevó a pleno el gobierno (más bien Camiña Sarria, según se deduce de lo sucedido en la sesión) para paliar el ‘catastrazo’.

Se aplicará a partir de 2023, con bonificaciones que van del 30% al 90% para suelo de naturaleza urbana sin edificar ubicado en núcleo rural. Al igual que sucedió con las rebajas fiscales para explotaciones agrícolas y ganaderas, serán los propietarios quienes deberán solicitar su aplicación al Concello, que ofreció colaboración para ello.

Escontrela votó a favor de esta moción, defendida por José María Escudero, pero no sin cuestionar algunos aspectos. "No estoy en contra de esta propuesta, pero pienso que es desviar el tema de lo que interesa ahora, que es que se devuelva a los vecinos lo cobrado"», dijo el edil de Galicia Sempre, quien llevó por urgencia otra moción.

En ella, defiende que se anulen las liquidaciones de los atrasos del Ibi de 2016 a 2019 que afectan a más de 4.000 vecinos y que se devuelvan las cantidades pagadas. Sostiene que "son el resultado de unas resoluciones nulas de pleno derecho por estar el procedimiento catastral caducado".

Basa su propuesta en una sentencia del TSXG que, según Camiña, se refiere a un caso concreto notificado fuera de plazo y no al procedimiento general. Escudero tildó la moción de "populista y demagógica". "Hay que ser un poquito más serio. No se puede estar en el gobierno y en la oposición. Son interpretaciones que solo crean frustración y engaño a la gente", afirmó el edil de Camiña, quien no ve "visos de properar", ante lo cual Escontrela respondió que estaba "bien asesorado".

Aunque la moción fue apoyada por unanimidad y el alcalde, Claudio Garrido, intentó quitar hierro al asunto —"no pasa nada, cada uno tiene su posición, el gobierno no gobierna solo con el Ibi", indicó—, el BNG incidió en la "inseguridade" que genera la existencia de dos posturas diferentes en el gobierno. Efrén Castro instó al Concello a tomear todas las medidas legales que estén en su mano para defender una posible nulidad. "Só que haxa unha vía para pleitear, pleiteemos", dijo.

La socialista Pilar López propuso pedir un informe jurídico para "desempatar" entre los distintos posicionamientos y el PP, con José Manuel Bello estrenándose como portavoz, felicitó a Escontrela por solicitar la devolución de los pagos, que también defiende este partido. "Non sabemos se cambiou de asesor ou deixou de seguir os pasos do alcalde", apuntó.

El pleno, que contó en el público con afectados por el castastrazo y el nuevo presidente del PP, Fernando Carlos Rodríguez, también aprobó por unanimidad el hermanamiento con El Escorial.