El alcalde de Láncara reorganiza las delegaciones y asume él mismo varias competencias

Piñeiro pasa a hacerse cargo desde esta semana de obras y turismo. También se ocupará del plan especial de los terrenos del tren y asentamiento empresarial
Darío Piñeiro. PORTO
photo_camera Darío Piñeiro. PORTO

El alcalde de Láncara, Darío Piñeiro, reorganiza las delegaciones del gobierno municipal y asume él mismo varias competencias, como obras en vías, el desarrollo del plan especial de infraestructuras ferroviarias, asentamiento empresarial y turismo. Este cambio se lleva a cabo esta semana por decreto, dijo.

El regidor reiteró que "non saco poder aos concelleiros", sino que con este cambio "asúmense máis competencias desde alcaldía, os temas máis importantes de aquí a que acabe o mandato". En estos dos primeros años se llevó a cabo "máis traballo administrativo" y ahora busca poder "sacar" los asuntos más relevantes, lo que también es para él "un reto personal". Además, se quejó de que en este período hubo una "oposición bastante sucia" en el Concello.

Destacó que en estos dos últimos años del mandato quieren avanzar en el plan especial del ferrocarril para la humanización de la antigua vía, el asentamiento empresarial y continuar con el aglomerado en caliente de vías del municipio y calles de A Pobra de San Xiao. También apuesta por fomentar el turismo, un asunto "pendente" en Láncara y cree que se debe "aproveitar o potencial" del ayuntamiento.

Estas competencias se repartían hasta hora entre los concejales. Pablo Rivera se ocupaba de urbanismo y relaciones institucionales e interadministrativas, y ahora llevará las delegaciones de ordenación del territorio, licencias y relaciones institucionales. La edila de mujer, igualdad, empleo y servicios sociales, Begoña López, pasará a encargarse de economía, empleo, bienestar social y ordenación administrativa. Esta última, apuntó el regidor, responde a asuntos administrativos del Concello.

El concejal José Manuel García Aldegunde dejará obras, mantendrá medio rural y asumirá lo servicios públicos de agua, alumbrados, basura y saneamiento. Estas últimas competencias correspondían a Emilia Fernández Seijo, quien pasará a ocuparse de la delegación de igualdad y asociaciones culturales y vecinales. Por último, el edil de deporte, juventud, cultura y actividades de ocio, Miguel Rodríguez Abad, mantendrá más o menos sus competencias. Se ocupará de la delegación de deportes, cultura, áreas recreativas y zonas verdes.