Las piedras convertidas en arte

La artista María Quiroga, que expone en O Incio, realiza sus cuadros con minerales triturados ► Se inició en esta técnica hace cerca de nueve años de la mano del samonense Antonio Bello
María Quiroga, con algunas de las obras que expone en O Incio. PORTO
photo_camera María Quiroga, con algunas de las obras que expone en O Incio. PORTO

El monte es el taller de la artista María Quiroga y donde encuentra y prepara las piedras que después, trituradas, darán vida a su arte mineral. Aquellos que quieran conocer su obra pueden hacerlo hasta el próximo día 28 en O Incio en la exposición As cores do ferro.

Con raíces familiares en la Terra Brava, la autora se inició en esta técnica de la mano del samonense Antonio Bello López. Un tiempo antes ya había tenido una aproximación al mundo de la creación, pues a finales de los 80 y principios de los 90 cursó tres años de Bellas Artes. Desde entonces estuvo desligada de la actividad artística hasta conocer en 2013 al "pai da arte mineral", como denomina al samonense, fallecido en 2019. Al ver sus trabajos sintió que quería aprender su técnica.

Durante un año, hasta noviembre de 2014, Antonio Bello fue su maestro y la introdujo en este mundillo. "Despois díxome que seguira soa, polo método de ensaio-error-acerto", relata Quiroga, quien en 2015 decidió crear su propio taller de arte mineral, bautizado como Canto de Río. Compagina esta afición con su trabajo de auxiliar de enfermería en Triacastela y Samos.

La creación de sus obras supone un laborioso trabajo que comienza con la búsqueda de los materiales. Uno de los lugares en los que encuentra muchas de las piedras es la Ruta do Ferro de O Incio, concello en el que vivían sus abuelos y del que "sempre estiven namorada". El municipio, "terra de cuarzo, ferro e agua, é lugar privilexiado, ideal para a arte mineral". "O óxido de ferro escorre tinguindo os cuarzos e outras pedras nunha variedade de cores que van do amarelo claro ao morado pasando polos rosados e laranxas, chegando a un vermello intenso", explica la artista.

Una vez escogidas las piedras, las machaca en un yunque con una maza, tras lo que las lava en el río y las pasa por un tamiz para separar los colores.

Traza los dibujos con lapiz y aplica los minerales con un cucurucho o una cuchara, para lo que es preciso tener mucho pulso. La mayoría de sus obras son mandalas y geometrías. "É unha linguaxe moi bonita mesturar a arte mineral coa xeometría", dice.

La artista asegura que no le resulta difícil llevar a cabo esta técnica, ya que aprendió "con moito entusiasmo, encántame". "Facer arte é unha paixón e aprender outra paixón. Pásoo moi ben, alégrame a vida. Desfruto de todo o proceso, desde saír ao monte a buscar as pedras ata moer, que pode parecer máis duro", afirma con emoción. Sí admite que requiere "moita paciencia" y que es un procedimiento "moi longo, completamente artesanal".

La creadora exhibió ya sus trabajos en muestras colectivas de Artistas e Artesáns da Comarca de Sarria no Camiño y en el EcoEspazo Vitriol de Sarria. La de O Incio es su primera exposición individual, en la que se pueden ver una treintena de cuadros. Está abierta hasta el día 28, de 9.00 a 14.00 horas, en las instalaciones del antiguo mercado ganadero. Los interesados deben solicitar las llaves en el consistorio. Por su parte, mañana, jornada que coincide con la feria de O Incio, será ampliado el horario y la muestra se podrá visitar hasta las 18.00.

Con esta exposición quiere mostrar que con una gama restringida de colores (ocres, negros, blancos, rosados y naranjas) se pueden crear "cuadros variados e que teñan suficiente forza", apunta María Quiroga. La artista está "moi ilusionada" de que su primera muestra individual sea en O Incio y agradece la colaboración del Ayuntamiento.