Pesar en O Incio por la muerte de un vecino en accidente en el País Vasco

El hombre, de 51 años de edad y con raíces en Laiosa, falleció en un siniestro de moto
Iglesia de Laiosa. GSV
photo_camera Iglesia de Laiosa. GSV

Un accidente de circulación ocurrido en el País Vasco le costó la vida a un hombre de 51 años de edad y con raíces familiares en el municipio de O Incio, donde el suceso causó un gran pesar, principalmente en la parroquia de Laiosa, lugar en el que residen sus padres y donde se celebrarán este miércoles por la tarde los actos de funeral y entierro.

La víctima, Mikel López Guitián, viajaba en una moto cuando se produjo el siniestro el pasado domingo en una localidad próxima a San Sebastián.

Fue el segundo accidente mortal de un motorista en lo que va de año en carreteras de la provincia de Guipúzcoa y el tercero del mismo día en España.

Según publicaron algunos medios vascos, la Ertzaintza investiga si pudo haber otro vehículo implicado en este percance de tráfico, un extremo que este martes desconocían los vecinos de O Incio, todavía consternados por el caso.

Los restos de la víctima serán trasladados este miércoles al Tanatorio do Cabe, en la calle Quiroga Ballesteros de la capitalidad municipal, el cual estará abierto desde las once de la mañana.

La familia es muy apreciada en Laiosa, donde uno de sus miembros fue un referente en la dinamización social y deportiva de la parroquia

El funeral tendrá lugar en la iglesia de Laiosa, con salida del tanatorio a las 15.45 horas para la misa y posterior sepultura en el cementerio parroquial.

El fallecido, quien tenía una hija y un hermano, se dedicaba al parecer al mundo audiovisual y, pese a residir en el País Vasco, no había perdido el contacto con el municipio de O Incio, lugar que visitaba con cierta frecuencia, según algunas versiones, la última vez en las fiestas de Navidad.

Sus padres, de la Casa Furela de Laiosa, vivieron durante muchos años en tierras vascas, donde trabajaron al frente de una tienda. Allí nacieron a sus hijos, regresando cada verano a su tierra natal. Hace un tiempo se asentaron de nuevo en O Incio, donde gozan del afecto de sus convecinos.

La familia es muy conocida en la parroquia de Laiosa dado que un tío de Mikel López fue un gran dinamizador de la vida social y cultural de la zona, donde es recordado como el alma máter de la sociedad deportiva y como un gran impulsor de los campeonatos de fútbol sala que allí se celebraron durante muchos años con una concurrida participación de jugadores y público.