Un peregrino reabre un albergue en Barbadelo

El gerundense Fernando Mojeda regentará la antigua Casa de Carmen, un local que llevaba cerrado desde 2019
Fernando Mojeda. PORTO
photo_camera Fernando Mojeda. PORTO

El gerundense Fernando Mojeda recorrió el Camino Francés, quedando prendado de este itinerario y decidió dar un vuelco a su vida. Apostó por mudarse a más de mil kilómetros de su tierra y regentar un albergue. Se decantó por tierras sarrianas, en concreto A Casa de Carmen, un establecimiento de Barbadelo que llevaba cerrado desde 2019 y que reabrirá el próximo 1 de agosto.

Según explica, en julio de 2022 recorrió el Camino entre Saint Jean Pied de Port y Logroño, completándolo en mayo de este año hasta Compostela. Ahí nació su "ilusión" de poner en marcha un hospedaje para peregrinos y, tras una búsqueda, encontró el negocio de Barbadelo, propiedad de Pedro Quintana y Carmen López.

Le gustó y se lanzó "a la aventura" de reabrir el albergue, que dispone de 20 plazas. "Cuando haces el Camino ves cosas para los peregrinos que hace que a veces te quedes con mal sabor de boca", apunta Fernando Mojeda. Por ello, él, como conocedor de lo que precisa el caminante, quiere "dar apoyo" hacer la acogida lo más cómoda posible.

El caminante pidió una excedencia en su trabajo y se trasladó entonces a Barbadelo. Su familia y amigos se quedaron "sorprendidos", pero cuando él tiene una ilusión, dice, no para hasta hacerla realidad. Y es que al gerundense lo atrapó el Camino, en el que "sales de tu ambiente, desconectas y conoces a gente diferente".

Reabrirá el establecimiento solo con alojamiento, aunque facilitando a los caminantes electrodomésticos. Su idea es ya de cara al próximo año poder dar desayunos o comidas.

El albergue mantendrá una denominación muy similar a la anterior, Casa Carmen, pues este es el nombre de su abuela, su madre y su hermana mayor. En la imagen del establecimiento también está muy presente su familia. Se trata de una flecha verde con un sol, que representa a su hermana pequeña; una luna, que es él; y una estrella, su hermana mayor fallecida hace un tiempo, explica emocionado Fernando Mojeda, que espera hacer de esta una gran experiencia.

Comentarios