sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

El parque eólico Serra de Oribio echa a andar con el permiso de la línea eléctrica

Montaje del parque eólico. EP
Montaje del parque eólico. EP

La Xunta concedió la autorización y aprobó el proyecto de esta instalación, que tiene un coste de 1,3 millones de euros

El parque eólico Serra de Oribio, que se ubicará en los términos municipales de Triacastela y Samos, da un paso más para su construcción después de que la Consellería de Economía, Emprego e Industria concediera el permiso para la línea eléctrica.

El organismo dio la autorización administrativa para la instalación, que tendrá un coste de 1,3 millones de euros y con la que se evacuará la energía generada por los eólicos. También aprobó el proyecto de ejecución y declaró su utilidad pública.

Con esta autorización del ente autonómico avanzan los trámites para construir el Serra de Oribio. Las gestiones comenzaron hace varios años y en 2007 el parque recibió el permiso de la Xunta de Galicia. Entonces los dos concellos también concedieron las licencias para la instalación, aunque el proyecto quedó paralizado. Los trámites se retomaron en los últimos tiempos.

La empresa promotora, Fergo Galicia Vento, cuenta ahora con el permiso para la línea, la cual comunicará el parque con la subestación de Triacastela.

La instalación tendrá una longitud de 4.357 metros, de los que 3.461 serán aéreos y estarán sobre 20 apoyos metálicos. Un segundo tramo, de 896 metros, se encontrará soterrado por petición de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural al estar dentro del ámbito de Ben de Interese Cultural (BIC) del Camino de Santiago.

A finales del pasado año la firma presentó la relación definitiva de bienes y derechos afectados por la línea, en la que se recogen los propietarios de dos fincas con los que no llegó a un acuerdo. La Dirección Xeral de Enerxía e Minas notificó a estos, los cuales no formularon alegaciones.

INICIO DE LAS OBRAS. La promotora tiene hasta el 12 de diciembre para iniciar las obras de construcción de la línea eléctrica, según publicó el Diario Oficial de Galicia. El plazo para la puesta en marcha de la instalación es de doce meses, contados a partir de la fecha de la última autorización administrativa precisa para su ejecución.

Una vez que se construya la línea, la empresa tendrá que presentar la solicitud de entrada en servicio ante la jefatura territorial de la Consellería de Economía. La promotora tiene un máximo de tres años para pedir el permiso de explotación desde que se le notifica la autorización administrativa de la línea eléctrica.

Por otro lado están los trámites para levantar los aerogeneradores, para lo que son precisas varios permisos.

El parque eólico Serra de Oribio echa a andar con el permiso de la...
Comentarios