domingo. 19.09.2021 |
El tiempo
domingo. 19.09.2021
El tiempo

La paloma que llegó perdida a Triacastela estaba "ferida nunha á e moi esgotada"

Rosa María Pérez, con la paloma en Fillobal. EP
Rosa María Pérez, con la paloma en Fillobal. EP
El ave se extravió en una prueba del Algarve a Oporto y entró a un bar de Fillobal

Los hosteleros Rosa María Pérez y Balbino Álvarez se llevaron una sorpresa el lunes cuando entró en su bar de Fillobal una paloma mensajera. El ejemplar había recorrido perdido cientos de kilómetros desde el Algarve hasta este núcleo de la parroquia de Villavella, en Triacastela.

El ave participaba el pasado fin de semana en una competición en la que debía completar el trayecto desde el sur de Portugal hasta Oporto, pero se cree que la tormenta pudo provocar que se desviara y acabara en el ayuntamiento de Triacastela. No es el único animal de esta prueba que se extravió, pues otras palomas mensajeras aparecieron en diferentes puntos de la comunidad gallega, como Vigo. Al parecer, se perdieron decenas.

La paloma llegó al bar Aira do Camiño de Fillobal en la tarde del lunes. El ejemplar entró hasta dos veces en el negocio y lo echaron, pero siguió insistiendo en la búsqueda de refugio. Ya se fijaron en que se trataba de una paloma mensajera que estaba "moi esgotada" y le dieron de comer, cuenta Rosa María Pérez. El animal estaba "rebentado", lo que no le extraña al haber recorrido cientos de kilómetros. Solo en línea recta el Algarve y Triacastela están separados por unos 640 kilómetros.

Tras recoger al ejemplar los hosteleros se pusieron en contacto con una asociación de colombofilia de A Coruña, desde la que les señalaron que se podría haber "despistado pola tormenta" y les recomendaron que le pusieran comida y agua. También les aconsejaron que la dejaran "descansar un par de días e a soltásemos" para que volviera a su hogar.

Los hosteleros buscan transporte para llevar la paloma hasta Vigo u Oporto, donde vive el propietario

La paloma, que es muy tranquila, presentaba una herida en un ala y siguiendo las recomendaciones de una vecina veterinaria la curaron. Ya recuperada, el miércoles, la soltaron para que regresara con su criador, pero al cabo de dos horas volvió. "Estaba por fóra e ía e viña", cuenta, y decidieron llevarla de nuevo a casa por si podía atacarla un animal.

Entonces ya saltaron las noticias de que varias aves se perdieron en una competición en Portugal y estaban apareciendo en Vigo. Contactaron con la federación de colombofilia del país luso y enviaron el número de identificación que tiene la paloma, la cual cuenta con tres anillas.

BÚSQUEDA DE TRANSPORTE. El propio dueño se comunicó con estos hosteleros, con el que quedaron en enviarla a Vigo o bien a Oporto. Precisamente este domingo criadores de palomas lusos se desplazan a la ciudad olívica para recoger a varios animales perdidos. Por ello los hosteleros buscan transporte para llevar la paloma hasta Vigo u Oporto, donde vive el propietario.

La petición de ayuda también fue difundida por el Ayuntamiento de Triacastela a través de las redes sociales. En el caso de que no consigan que alguien la lleve a la ciudad pontevedresa o a Portugal barajan ir ellos mismos o buscar un transporte de animales.

El ejemplar se encuentra en un espacio "bastante amplo", aunque está "nun rincociño e sae para comer e beber"

La paloma es "moi moi tranquiliña" y apenas vuela, desconcen si por tener todavía el ala "delicada" o por otras razones. Le pusieron agua y alimentos, como pan, trigo o sésamo. "Buscamos todas as sementes que tiñamos pola casa", afirma entre risas.

El ejemplar se encuentra en un espacio "bastante amplo", aunque está "nun rincociño e sae para comer e beber". "Non dá problema ningún, está quietiña e apenas move as ás", asegura sobre esta ave que sigue en Triacastela a la espera de poder regresar a su palomar en el país luso.

La paloma que llegó perdida a Triacastela estaba "ferida nunha á e...
Comentarios