Lunes. 27.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 27.05.2019
El tiempo

Música y fiesta con acento sarriano

De izquierda a derecha, Gonzalo, María, Lucía, Álvaro, Rubén, Paco, Pablo y Chema, integrantes de la orquesta Enigma. EP
De izquierda a derecha, Gonzalo, María, Lucía, Álvaro, Rubén, Paco, Pablo y Chema, integrantes de la orquesta Enigma. EP

ORQUESTA ENIGMA ► Hace casi dos décadas, unos amigos e integrantes de la banda municipal de música de Sarria tuvieron la idea de crear una orquesta a la que llamaron Enigma ► A día de hoy celebra unos 50 conciertos anuales por toda Galicia y sirve de trampolín a otros artistas

MUCHAS GRANDES historias comienzan con una reunión de amigos y de la forma más insospechada. Esta es una de ellas. En 2002, seis amigos —Paco, Rubén, Sánchez, Javier, Álvaro y Gonzalo—, miembros todos ellos de la banda municipal de música de Sarria, disfrutaban de la actuación de una orquesta durante una verbena. Aquella noche, caña va y caña viene, siguiendo el ritmo de la música con los pies, a uno de ellos se le encendió la bombilla: "¿Por qué no formamos una orquesta nosotros?". La idea no era mala. Todos tenían experiencia, eran amigos y estaban acostumbrados a pasar horas y horas juntos. Así lo recuerda Rubén Goyanes, saxofonista de la orquesta Enigma y uno de sus fundadores.

El otro paso era buscar el nombre del nuevo conjunto musical. Hubo una deliberación eterna en la pandilla, ninguna propuesta parecía encajar. Lo que a uno se le ocurría, a los otros no les terminaba de convencer. "Aquello era un enigma... ¡Enigma!". Cuenta Rubén que, así, de esta forma tan original y casual, quedó bautizado el grupo.

"Tampoco era que el nombre nos gustase mucho en aquel primer momento, pero, poco a poco nos acabó convenciendo", reconoce el músico.

Conectamos mucho con el público, somos muy cercanos a nuestra audiencia. Nos gusta bajar del escenario e interactuar con los asistentes. Queremos que pasen un buen rato

Así fue como comenzaron a ensayar en un bajo de Vilar de Sarria, propiedad de Paco, que es uno de los miembros fundadores que, junto a Rubén Goyanes, son los únicos que todavía permanecen en el grupo.

Tras varios años preparando allí sus ensayos, el incremento de volumen de trabajo les obligó a trasladarse a otro local situado en el polígono de San Xulián da Veiga, y que es en el que todavía siguen a día de hoy.

Las oportunidades para empezar llegaron por mediación de un agente con el que siguen trabajando, tras casi dos décadas de continua colaboración.

El primer concierto, según recuerda Goyanes, fue una Nochevieja en el local de los jubilados de Sarria. Después actuaron en multitud de lugares de Galicia y de fuera, pero el músico tiene claro de cuál guarda mejor recuerdo. "En las patronales de Sarria, hace tres años" y añade "hemos hecho fiestas más grandes pero, al final, las que más marcan son las que haces en tu casa".

La orquesta Enigma hace una media de entre 45 y 60 actuaciones anuales. Dice Rubén Goyanes que es "duro", sobre todo porque "es muy seguido", aunque lo era más antes, porque "desde hace cuatro o cinco años dejamos de actuar fuera y conseguimos focalizar la clientela entre Galicia y Asturias". Además de las actuaciones, la otra parte del trabajo son los ensayos, que empiezan a finales de octubre y continúan hasta abril.

En sus inicios, la agrupación estaba formada por seis integrantes, entre los que se incluía el popular cantautor inciano Vizcaíno. Hoy son ocho. Dice el músico que siempre se nutrieron de gente joven y que ejercieron "de trampolín", para que otros músicos pudieran ir a orquestas mayores, "somos como la cantera de un club de fútbol", explica.

Aunque en un principio todos los miembros del grupo eran de Sarria, ahora hay también músicos de Lugo o Monforte. Y, si bien ahora todos son gallegos, la banda tuvo también componentes dominicanos y venezolanos.

Reconoce el fundador de la orquesta que en ocasiones tienen que hacer frente a públicos complicados que son muy difíciles de ganarse. Para él, la audiencia más complicada se encuentra en la comarca de Bergantiños o Costa da Morte, "allí está el público más complicado, aunque también hay zonas de Lugo donde cuesta mucho animar a la gente y es mucho más exigente" y sentencia "en realidad cada zona tiene su parte buena y su parte mala".

En cuanto al tipo de músico que mejor encaja en su orquesta, en Enigma lo tienen claro, "nosotros no buscamos estrellas, buscamos buenas personas y gente que se integre en el grupo. Gente humilde. El resto, al final, viene solo".

Música y fiesta con acento sarriano
Comentarios