miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

Una mirada solidaria

Pies de los niños "talibés", que piden lismonas en las calles de Senegal.
Pies de los niños "talibés", que piden lismonas en las calles de Senegal.
La sarriana Eva Pombo y el valenciano Pablo Llácer exponen en la antigua prisión 40 fotos de sus viajes con la ONG Hospitaleros sin Fronteras, que ayuda a los niños de la calle de Senegal

Los fotógrafos Eva Pombo y Pablo Llácer viajaron como voluntarios a Senegal con Hospitaleros Sin Fronteras, una ONG sarriana que ayuda en este país a niños "talibés". El día a día de esos pequeños lo recogieron estos fotógrafos con sus objetivos y las imágenes obtenidas se exponen desde este viernes y hasta el próximo día 18 en la antigua prisión de Sarria.

La muestra reúne más de 40 fotografías y tienen como protagonistas a "talibés", menores que residen en "daaras" (o escuelas coránicas) y piden limosnas en la calle. Con la exposición buscan dar una "visibilidade" a la problemática y a la labor del colectivo, dice la sarriana Eva Pombo, colaboradora de la ONG que viajó por primera vez con la entidad en febrero.

La fotógrafa muestra 15 retratos de algunos de los niños a los que ayuda la entidad benéfica, a través de los cuales quiere "reflexar o traballo que fai a ONG", explica. Su colección de fotos lleva por título Teránga, palabra en el idioma wólof que significa hospitalidad y que eligió por su "gran relación" con el colectivo.

Por su parte, Talibés es el título de la colección de 32 imágenes de Pablo Llácer, de Canals (Valencia). Este viajó al país africano en 2019, después de conocer "de casualidad" el trabajo de la entidad sarriana. El fotógrafo recorrió en 2018 el Camino Francés, pernotando en el albergue A Pedra de la villa, propiedad de uno de los promotores de la ONG, y lo invitaron a participar en el viaje.

En este, cuenta, quiso acercar a los pequeños el mundo de la fotografía. Por ello, llevó cinco cámaras desechables y se las entregó a los pequeños, teniendo ellos mismos la oportunidad de sacar fotos. También imprimió algunas imágenes tomadas a los "talibés", lo que para ellos fue toda una sorpresa porque no se habían visto nunca en foto, relata. Además, realizó retratos a los niños, que son los que se pueden ver en la exposición.

Una mirada solidaria
Comentarios