Así fue el periplo del anciano hallado en O Páramo tras faltar de la residencia de Samos

El octogenario caminó 5 kilómetros y pidió a unos vecinos que lo llevaran hasta Mundín, donde fue hallado en la cuneta
Viviendas comunitarias de Samos. AEP
photo_camera Viviendas comunitarias de Samos. AEP

Un octogenario fue localizado a primera hora de la noche del jueves en O Páramo —ayuntamiento del que es natural—, después de que desapareciera pocas horas antes de las viviendas comunitarias y apartamentos tutelados de Samos, donde reside en la actualidad.

El hombre salió por la tarde del centro y caminó unos cuatro o cinco kilómetros por la carretera de Samos a Airapadrón hasta llegar a un núcleo. Allí habló con unos vecinos, a los que les explicó que es de O Páramo y pidió que lo llevaran hasta este municipio.

Al parecer, comprobaron en su carné de identidad que realmente figura en ese ayuntamiento, en el lugar de Mundín, parroquia de Vilarmosteiro, y lo trasladaron hasta este pueblo.

Fue localizado sobre las nueve de la noche tirado en una cuneta del pueblo, mojado, con algunos rasguños y signos de desorientación

Mientras tanto, en las viviendas comunitarias y apartamentos tutelados se percataron de que el octogenario había desaparecido e iniciaron su búsqueda por la localidad de Samos. Al no encontrarlo alertaron a la Guardia Civil. Esta dio aviso sobre las ocho y media de la tarde al servicio de emergencias 112, que informó de lo acontecido a su vez a las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de Sarria y Portomarín.

ALERTA. Una persona que había pasado en coche por la carretera de Airapadrón comentó a los efectivos que había visto a un señor caminando por la vía. Por ello, los agentes y miembros del gobierno municipal rápidamente se desplazaron hasta la zona, donde unos vecinos les explicaron que lo habían recogido y llevado hasta su casa de O Páramo, tal y como el octogenario les había pedido.

La Benemérita se trasladó a Mundín y se encontraron con que el hombre ya había salido de su vivienda natal. Finalmente lo localizaron sobre las nueve de la noche tirado en una cuneta del pueblo, mojado, con algunos rasguños y signos de desorientación. Una ambulancia del 061 evacuó al paramés al hospital Lucus Augusti de Lugo, donde continuaba este viernes.

El octogenario vivía solo en el núcleo de Mundín hasta que hace unos meses ingresó en las viviendas comunitarias y apartamentos tutelados de Samos.